Publicidad

Afectados por el Lago de Valencia denuncian presencia de babas en sus patios

El Clarín/Maru Gómez En horas de la mañana de este jueves, los habitantes de la comunidad Raúl Leoni, del estado Aragua, se apostaron en carretera nacional Mariara en señal de protesta puesto que dentro de sus viviendas están las aguas del lago de valencia en crecimiento tras las últimas lluvias y con ellas han llegado  babas, sapos y culebras en la comunidad.

 

Milenis Lozada, quien es una de las más afectadas en La Cabrera, reporta desaparición total de una habitación, un cuarto de baño y otros enseres cuando las lluvias del pasado martes ocasionaron la crecida del lago que sobrepasó el patio de su casa, “las autoridades me dicen que debo irme de aquí pero no me dan ningún tipo de soluciones y yo no tengo recursos para vivir en otro lugar. Cuando llueve, sentimos mucho miedo porque se acercan cualquier tipo de animales como babas y culebras, es un nido de epidemias”, relató.

 

Similar situación reportaron las familias de diversos sectores aledaños a la Carretera Nacional como La Cabrera, Cogollal y Alesurca, quienes al igual que los que habitan al Sur de Maracay, viven en constante zozobra con el agua en sus casas.

 

Según reportan, de este lado del drama son más de 500 familias en zona de riesgo,  quienes esperan soluciones no solo al problema habitacional sino además a los índices de inseguridad que afectan el lugar.

 

Mientras tanto,  vecinos de los sectores callejón La Línea, callejón Alí Primera y sector al Sur de Mariara, municipio Diego Ibarra ya no les sorprende observar en el patio trasero de sus viviendas babas (Caiman Cocrodilus) con tamaños de hasta 1.80 metros que se pasean entre las aguas fangosas del Lago de Valencia.

 

Y es que según denunciaron los habitantes de estos sectores ubicados en la línea limítrofe entre los estados Aragua y Carabobo estos animales suelen acerarse a sus viviendas, especialmente en horas de la tarde.

 

Funcionarios del cuerpo de bomberos de Mariara han explicado que, la presencia de estos animales se debe a las precipitaciones ocurridas durante los últimos días en la región, tras el aumento del nivel del lago al punto que el agua se ubica a unos 30 centímetros de las casas que fueron construidas en las citadas comunidades

 

«Los animales que se encuentran en el reservorio natural del lago llegan a los patios de las casas porque asumen que ese es su territorio», comentan los bomberos.

Los funcionarios de protección Civil recuerdan a la población lo importante de llamar a los cuerpos de seguridad  por medio del 911 a la hora de avistarlos, especialmente en horas de la tarde

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad