Publicidad

Agencia de la ONU señala preocupación por expulsiones masivas de venezolanos de EEUU

Mientras cientos de migrantes venezolanos eran expulsados a México desde Estados Unidos bajo una nueva política durante la semana pasada, Naciones Unidas expresó su preocupación de que los refugios estaban desbordados, dejando a las familias sin un lugar para permanecer en la peligrosa región fronteriza.

Más de 3.000 venezolanos han sido devueltos a México desde que comenzó la política la semana pasada, dijo el martes Dana Graber Ladek, jefa de misión en México de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), respaldada por la ONU, mientras las protestas contra las medidas aumentaron cerca de las principales cruces fronterizos.

Según un plan bilateral anunciado el miércoles, Washington dijo que otorgaría acceso humanitario a Estados Unidos por vía aérea a hasta 24.000 venezolanos, al tiempo que permitiría a los funcionarios estadounidenses expulsar a México a los atrapados tratando de cruzar ilegalmente por tierra.

La OIM planea trabajar con los gobiernos locales para aumentar el espacio de alojamiento en Ciudad Juárez y Tijuana, ciudades fronterizas que ya están lidiando con un gran número de migrantes de diversas nacionalidades, dijo Graber Ladek.

“Es muy preocupante ver a las personas que están fuera de los albergues, no hay espacio”, agregó, y dijo que las familias con personas vulnerables, incluidas mujeres embarazadas, madres solteras y personas con enfermedades, estaban siendo expulsadas.

Ciudad Juárez, junto a El Paso, ha recibido a la mayoría de los migrantes, con más de 1.000 personas, seguida de Tijuana, frente a San Diego, con cerca de 700, según funcionarios locales.

Los venezolanos también están siendo enviados a las ciudades fronterizas más pequeñas de Matamoros, Nogales y Piedras Negras, en el marco del plan de Estados Unidos para frenar un fuerte aumento del tráfico de inmigrantes este año desde el país sudamericano económicamente golpeado .

Mientras tanto, a México le preocupa que muchos venezolanos todavía se dirijan al norte para llegar a la frontera con Estados Unidos, dijo un funcionario mexicano.

En Ciudad Juárez, jóvenes en una protesta de varios cientos de personas sostenían un cartel que decía: “Presidente Biden, cruzamos la selva del Darién para ver a nuestro padre”, en referencia a la traicionera ruta entre Colombia y Panamá que suelen tomar los venezolanos con destino a los Estados Unidos. estados

El migrante venezolano Franklin Pajaro dijo a Reuters que fue enviado a Ciudad Juárez el lunes con su esposa y sus dos hijos después de seis días detenido en Estados Unidos, sin comida, ropa ni dinero.

“Nos dejaron en la calle”, dijo, mientras su hijo Saúl, de cuatro años, limpiaba las lágrimas de los ojos de su padre. “Hay muchas familias como nosotros, y estamos sufriendo”.
Con información de Reuters

Publicidad

Publicidad

Publicidad