Publicidad

Aguas negras invaden Bolívar Norte

Los hedores son insoportables. Vecinos piden una solución duradera a este problema

 

En un verdadero rio de aguas negras se ha convertido la esquina donde se cruzan la calle Colón con el callejón El Carmen en la urbanización Bolívar Norte de la Ciudad de La Victoria, capital del municipio José Félix Ribas del estado Aragua debido a un bote ocurrido en una de las boca de visita de la cloaca.

Según señalaron algunos vecinos del sector y fue constatado por el equipo de El Clarín; los hedores que emanan de este bote de aguas negras son realmente insoportables.

“En esta oportunidad -dijo una vecina- el bote lleva más de dos semanas, pero el caso es que las cuadrillas de trabajadores de Hidrocentro vienen, supuestamente destapan la cañería y solucionan el problema por unos días al cabo de los cuales vuelve a brotar la porquería. Los malos olores no nos deja vivir, es muy desagradable comer en esta situación e incluso nos cuesta dormir; pero lo más grave es el peligro que corren nuestros niños y ancianos. Algunos ya han comenzado a presentar problemas respiratorios y afecciones en la piel producto de esta situación”.

El señor José Sulbarán afirmó ser uno de los afectados por el bote de aguas negras

“Aunque nosotros vivimos un poco más abajo, en la calle Dr. Vicentelli, también estamos perjudicados, porque esta agua putrefacta baja por allí; también nos afecta a los vecinos y a dos clínicas que están ubicadas en nuestra misma calle. Es necesario que la Alcaldía, Hidrocentro o cualquier organismo que le competa este problema hagan algo para solucionar este problema antes que levanten la cuarentena; pues en su recorrido estas aguas negras pasan por lo menos por tres instituciones educativas como son la escuela privada AFIN, la Escuela Técnica Industrial de La Victoria y la Escuela Básica Nacional “Pablo Freire”(Antigua Escuela Artesanal Urbana), además de tocar muy de cerca a la emblemática Escuela Básica Nacional “Rubén Darío””.

Algunos vecinos que no se identificaron acotaron que este problema es de larga data, uno de ellos recordó:

“Yo tengo 59 años y por aquí estudie de primero a cuarto grado y ya existía este bote de aguas negras. Pienso que ya es hora de que se haga algo efectivo y se busque una solución definitiva a esto que ya puede catalogarse como un problema de salud pública”.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad