Publicidad

Australia se moviliza contra vacunación obligatoria

La gente tomó plazas y otros sitios públicos en rechazo a las medidas de cuarentena contempladas en un proyecto de ley

Centenares de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Australia para protestar contra la ley que obliga a los ciudadanos a vacunarse, en un país que registra los más altos números en materia de inoculación contra el virus covid.

La gente tomó plazas y otros sitios públicos en rechazo a las medidas de cuarentena que entraron en vigor este fin de semana.

La policía ha tomado medidas estrictas con el fin de impedir que los manifestantes generen hechos de violencia.

El gobierno de Victoria ha preparado un proyecto de ley que prevé el toque de queda, que podrá ser decretado por el subsecretario de Salud Provincial, el ministro de Salud y el primer ministro.

Los partidos de oposición alegan que el proyecto representa un “golpe a las libertades en las provincias” y exigen la retirada del proyecto de ley presentado al parlamento.

Los antivacuna pidieron la destitución de Daniel Andrews, primer ministro de Victoria que preparó el proyecto, en Melbourne han llevado las pancartas con la demanda de la destitución de Andrews.

Cerca de 85% de los australianos con edades superiores a los 16 años, habían sido vacunados con dos dosis a mediados de noviembre.

Si bien las vacunas en todo el país son voluntarias, los estados y territorios han ordenado las vacunas para muchas ocupaciones y han prohibido a los no vacunados participar en actividades como salir a cenar y a conciertos.

Voceando consignas de “libertad” y cargando pancartas que llamaban a la lucha contra la “tiranía”, los manifestantes marcharon por las calles de Melbourne, la segunda ciudad más grande del país cuyos edificios lucían adornos alusivos a la Navidad.

Las protestas se verificaron también en Sydney, Brisbane y Perth.

La periodista Dana Morse informó que Melbourne había soportado el encierro más largo del mundo.

“La gente también está protestando contra leyes de «no jab no hay trabajo», lo que significa que las personas que actualmente no están vacunadas no podrán seguir trabajando, agregó Morse.

 

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad