Publicidad

Biden se disculpa por que Trump haya sacado a EU del acuerdo climático de París

El presidente Joe Biden se disculpó con el mundo en un discurso el lunes en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático por la decisión de su predecesor.

Joe Biden dijo: «Supongo que no debería disculparme, pero sí me disculpo por el hecho de que Estados Unidos, la última administración, se retiró de los acuerdos de París y nos puso un poco detrás de la bola ocho».

Estados Unidos es el mayor emisor histórico de gases de efecto invernadero del mundo.

El único problema con el enfoque de la administración Biden es que otros países son conscientes de que Estados Unidos tiene dos partidos políticos y uno de ellos no necesariamente seguirá el camino elegido por los demócratas.

La estrategia a largo plazo está llena de gráficos que muestran una caída en picado de las emisiones, pero también está llena de frases aspiracionales como esta: «La inversión en generación de energía limpia debe continuar hasta mediados de siglo a medida que aumenta la generación de electricidad en general para satisfacer el crecimiento de la demanda de otros sectores».

Para que cualquier política estadounidense continúe hasta mediados de siglo, tendría que sobrevivir a los probables períodos de gobierno republicano.

La modesta promesa de 3 mil millones en ayuda climática también depende de la aprobación del Congreso, que podría verse afectada por las elecciones de mitad de período de 2022, en las que los republicanos tienen una fuerte posibilidad de hacerse cargo de al menos una de las dos cámaras del Congreso.

La administración Biden está tratando de mostrarle al mundo que Estados Unidos está haciendo todo lo posible para limitar el cambio climático en este momento.

El lunes por la tarde, la vicepresidenta Kamala Harris y la secretaria de energía Jennifer Granholm tenían previsto viajar a la ciudad de Nueva York para realizar una inversión de 127 millones de dólares en la transición a camiones limpios.

Todo ayuda a reducir las emisiones, pero es otro asunto si China e India estarán convencidos de realizar cambios políticos significativos sobre la base de programas tan limitados y potencialmente temporales.

Poco antes de que Biden hablara, el secretario de Estado Antony Blinken, el enviado presidencial especial de Estados Unidos para el clima John Kerry y la asesora climática nacional de la Casa Blanca, Gina McCarthy, hablaron en la inauguración del Centro de Estados Unidos, el pabellón estadounidense en la sala de conferencias.

Los tres enfatizaron que la administración Biden está trabajando al unísono para cumplir con la promesa del presidente de hacer que Estados Unidos sea neutral en carbono para 2050 y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la mitad para 2030.

Sin embargo, Kerry también mostró una nota de cautela sobre lo que el gobierno de Estados Unidos podría hacer por sí solo.

“Ningún gobierno del mundo tiene suficiente dinero para impulsar esta transición” hacia una economía de energía limpia, dijo Kerry al tiempo que apelaba al sector privado para que haga su parte.

Afuera del lugar de la convención, la activista sueca del cambio climático Greta Thunberg llegó a una protesta a bordo de un barco propiedad de la organización ambiental Greenpeace para argumentar que los líderes mundiales habían fallado a las generaciones más jóvenes.

«‘Traición.’ Así es como los jóvenes de todo el mundo describen el fracaso de nuestros gobiernos para reducir las emisiones de carbono. Y no es ninguna sorpresa «, dijeron Thunberg y otros jóvenes activistas climáticos en una petición destinada a presionar a los líderes mundiales para que actúen.

En sus palabras en la COP26, Biden sonó comprensivo con las preocupaciones de Thunberg. Hablando de la falta de liderazgo sobre cambio climático que definió a la administración anterior, dijo: «Sé que no ha sido el caso, y es por eso que mi administración está trabajando horas extras para demostrar que nuestro compromiso climático es acción, no palabras».

Prometiendo «hacer más para ayudar a los países de todo el mundo, especialmente a los países en desarrollo», en la transición a economías que utilizan energía renovable, Biden dijo que Estados Unidos tiene «la obligación de ayudar» y prometió cuadriplicar el financiamiento climático en los próximos años.

Sin embargo, también admitió que las naciones más ricas del mundo aún tienen que cumplir sus promesas anteriores de ayudar a las más pobres a hacer la transición a las energías renovables.

Fuente. Laverdad

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad