Publicidad

China informó solo la mitad de los fallecidos por COVID-19 aunque niega «ocultamiento»

La ciudad de Wuhan, la zona cero del coronavirus de China, admitió pasos en falso al calcular su número de muertos, ya que aumentó abruptamente el recuento en un 50 por ciento, a medida que aumentaron las dudas mundiales sobre la transparencia de China durante la crisis.

Estados Unidos ha liderado la acusación al cuestionar el manejo de la pandemia por parte de Beijing y cuánta información ha compartido realmente con la comunidad internacional desde que el virus surgió a fines del año pasado.

Las autoridades en Wuhan inicialmente trataron de encubrir el brote, castigando a los médicos que dieron la alarma en línea en diciembre, y ha habido preguntas sobre el registro de infecciones por parte del gobierno, ya que cambió repetidamente sus criterios de conteo en el pico del brote.

El cuartel general de control de epidemias de Wuhan dijo en una publicación en las redes sociales el viernes que había agregado 1.290 muertes al recuento en la ciudad, que sufrió la gran mayoría de las muertes de China por COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

Eso eleva el número total de muertes en la ciudad a 3.869. Pero el gobierno de la ciudad solo agregó 325 casos, elevando el número total de infecciones de la ciudad a 50.333.

El cambio también aumenta el número de muertes en todo el país en casi un 39 por ciento a 4.632, según los datos nacionales oficiales publicados el viernes.

Sin embargo, la cifra oficial en el país de 1.400 millones de personas sigue muy por debajo del número de víctimas mortales en países mucho más pequeños, como Italia y España.

China se ha visto sometida a una presión cada vez mayor por parte de las potencias occidentales, con Washington y otros planteando dudas sobre la transparencia, y Estados Unidos investigando si el virus se originó en un laboratorio de Wuhan.

Científicos chinos han dicho que el virus surgió de un mercado de alimentos de Wuhan cuya mercancía incluía animales salvajes exóticos vendidos para consumo humano.

«Tendremos que hacer las preguntas difíciles sobre cómo surgió y cómo no pudo haberse detenido antes», dijo el jueves el secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo al Financial Times que sería «ingenuo» pensar que China había manejado bien la pandemia, y agregó: «Claramente, han sucedido cosas que no sabemos».

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, reconoció que la rápida propagación del virus había contribuido a la subvaloración, pero agregó: «Nunca ha habido ocultamiento, y nunca permitiremos ningún ocultamiento».

Sin embargo, también ha habido cierto descontento interno por el manejo del brote por parte de las autoridades, especialmente en la provincia de Hubei y su capital, Wuhan.

Un funcionario de Yichang, que se encuentra en Hubei, dijo que había presentado una demanda contra las autoridades provinciales por encubrir la epidemia.

«Alguien debe ser responsable de esto», dijo Tan Jun, el funcionario, en las redes sociales. Más tarde dijo que la policía le ordenó que no hablara sobre el asunto.

Fuente: NTN24

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad