Publicidad

Disidencias de las FARC decretan toque de queda en el río Arauca

Grupos guerrilleros que operan en la zona de Arauca y Arauquita, fronterizos con Venezuela, decretaron desde esta semana un virtual toque de queda en el río Arauca, por donde no podrán navegar entre las seis de la tarde y la seis de la mañana, porque quien lo haga será “levantado a plomo”.

Con un mensaje amenazante, un presunto miembro de las disidencias de las FARC advirtió a los canoeros que normalmente trafican con gasolina y productos que pasan a Venezuela, que quién se atreva a incumplir la orden tendrá la muerte asegurada.

“No queremos que mueran personas inocentes. Tenemos una orden clara y sencilla. Canoa que después de las 6 de la tarde venga de allá para acá, no respondemos hermanos”, dice el hombre en el comunicado transmitido a través de una nota de voz en las redes sociales y Whatsapp.

Esta medida sería parte del llamado “Plan Pistola” que las disidencias de las FARC han impuesto en la zona, afectando a los ciudadanos tanto de Colombia como de Venezuela, quienes ahora deben ajustar sus ritmos de vida a las exigencias de la guerrilla.

Esta medida se da luego de que el pasado 3 de agosto fue asesinado en las aguas del río Arauca el disidente fariano José Leonardo Guerrero Estrada, de 26 años, conocido como “El Mono”, cabecilla de las milicias urbanas de la guerrilla en Arauca.
El asesinato se produjo en medio de un enfrentamiento entre grupos criminales que navegaban el río.

Se calienta la frontera

Desde el día del asesinato de “El Mono” la tensión ha aumentado en esa zona de la frontera araucana, donde han corrido versiones de que el enfrentamiento habría sido con elementos de uno de los más temidos grupos criminales de Venezuela; sin embargo, esa versión fue negada por las autoridades colombianas, que responsabilizaron a los miembros de otro grupo delincuencial de las FARC de los hechos.

A “El Mono”, la banda de Darwin Rafael González Castillo, alias “El Enano”, le habría herido en el enfrentamiento. Los cómplices de “El Mono” le llevaron hasta la medicatura de la población venezolana de El Amparo, en el estado Apure, donde trataron de reanimarlo, sin lograr conseguirlo.

Tras la muerte de “El Mono”, según la prensa local, alias “Ferley” cabecilla de las Disidencias de las FARC ofreció hasta 20 millones de pesos a sus hombres a quien atrapara y le llevara a alias “El Enano”.

La captura de El Enano

Medios locales reseñaron de manera extraoficial que “El Enano” fue capturado por las disidencias de las FARC cuando intentaba esconderse en territorio venezolano, justo la noche del 10 de agosto cuando viajaba en un vehículo de transporte público hacia el centro de Venezuela.

Aunque a este sujeto lo vinculan con un grupo de las disidencias de las FARC, también le señalan de formar parte del “Tren de Aragua“, una de las más sanguinarias bandas delictivas de Venezuela, que supuestamente trabaja en la zona de la frontera en múltiples actividades criminales en alianza con los grupos guerrilleros.

Dominaba el llamado “Paso de las canoas”, donde nació el conflicto el 3 de agosto al enfrentarse a “El Mono” por razones hasta ahora desconocidas.

Tanto la policía colombiana como las disidencias de las FARC ofrecieron recompensas millonarias por ayudar a atrapar a “El Enano”, quien finalmente habría sido entregado por sus propios hombres.

Con “El Enano” atraparon a otros cuatro hombres, mientras que un quinto delincuente, apodado “Mono Frito” logró escapar y estaría tratando de llegar hacia el centro de Venezuela para esconderse de las FARC.

“Limpieza social” aterra a la ciudadanía

El asesinato de “El Mono” ha desencadenado otras graves acciones de las FARC en la zona. El Frente 10 de las disidencias farianas anunciaron que iniciarán un plan de aplicación de “justicia revolucionaria” a los delincuentes que consigan en el Arauca.

La ciudadanía se ha alarmado con la amenaza de “limpieza social” realizada por el frente Martín Villa mediante un comunicado distribuido en la zona. Los araucanos temen que en ese proceso pueda caer cualquier ciudadano inocente al que algún guerrillero o vecino, motivado por venganza personal, le señale de estar delinquiendo.

El panfleto corrió como pólvora y mantiene en zozobra a la población, especialmente de todos los municipios de Arauca.

Las acciones del Décimo Frente podrían extenderse a territorio venezolano, pues la población de allá también es sometida a las normas del grupo narcoguerrillero.

Con información de Latan post

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad