Publicidad

DT del Barcelona es destituido

Lo que era un secreto a voces hoy se hizo realidad. El entrenador del Barcelona FC, Quique Setién, fue destituido.

El Barça ha decidido prescindir de Quique Setién tras siete meses en el banco azulgrana. Cabe recordar que esta temporada comenzó al mando del banquillo, Ernesto Valverde -también despedido por malos resultados-.

El dato demoledor para la gerencia del Barcelona es su temporada sin títulos. De hecho, el Barça hacía más de diez años que no terminaba una temporada en blanco.

La crónica de una muerte anunciada

El 2-8 contra el Bayern fue la gota que colmó un vaso que se ha ido llenando durante los siete meses. En La Liga ha dirigido 19 encuentros, con tres empates, tres derrotas y el resto triunfos.

Unos números más que discretos para la nómina que tiene a su cargo. Además, dejó perder una ventaja de dos puntos, antes del parón por culpa del COVID-19. En Copa, el equipo también fue eliminado en cuartos contra el Athletic a partido único.

Setien y Sarabia no calzaron

Los catalanes se centraron en la Champions, aprobaron el primer examen en el partido de vuelta contra el Nápoles, pero la derrota por 2-8 contra el Bayern los sepultó.

Pese a esta debacle, en los despachos del Camp Nou ya tenían claro que no iba a continuar. Entre otras cosas por la falta de empatía entre el cuerpo técnico y los jugadores.

Las formas y la vehemencia del segundo técnico no casaban con el vestuario y sus imágenes durante el Clásico abrieron la caja de los truenos. Hasta tal punto que, contra el Celta, se vio a Messi ignorar sus órdenes durante la pausa de hidratación.

«Para algo están los entrenadores, para analizar esa clase de situaciones. Nosotros lo damos todo dentro del campo y te queda la sensación de que fuera de casa estamos perdiendo muchos puntos importantes que no perdíamos otras temporadas», lanzó Luis Suárez como un dardo envenenado.

Messi intentó calmar las aguas

Incluso, Leo Messi se reunió con Quique Setién antes del encuentro contra el Nápoles para intentar calmar los ánimos y llegar a la Champions con el mejor ambiente posible.

Por lo tanto, el Barça ha puesto el punto y final a la etapa de Setién. El cambio de ciclo de los azulgranas implica acertar de pleno en el inquilino del banquillo. Son horas decisivas para el futuro deportivo.

Con información de Marca

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad