Publicidad

Las hojas, un indispensable insumo para elaborar las hallacas

El olor a hallacas impregna las calles

Una vieja gaita de 1994 que interpreta la agrupación zuliana Cardenales del Éxito dice en su estribillo que “huele a Navidad”. Muchas personas relacionan ese “olor a navidad” con el aroma de los ingredientes de las popularísimas hallacas que ya han ocupado un importante puesto en los anaqueles de los diferentes comercios a nivel nacional.

La Victoria, capital del municipio José Félix Ribas del estado Aragua no ha escapado de este fenómeno y ya, en establecimientos formales y en puestos informales se observan las ofertas de los insumos necesarios para la elaboración de las sabrosas multisápidas.

 

Los Combos

Una de las estrategias utilizadas por los comerciantes ha sido la elaboración de los llamados “combos”, es decir, la venta de paquetes que incluyen diferentes productos a un precio menor que si los compraran por separados

 

“Nosotros presentamos diferentes alternativas -dijo el comerciante Joel Da Silva- cada una acorde con el presupuesto de los clientes, para que nadie se quede sin comprar”.

 

Los precios de estos combos están ligados a la calidad y cantidad de los productos que ofrecen.

Los “combos hallaqueros” son la moda este año

Las hojas

Algo que no figura en casi ninguno de los combos pero que son indispensables para la elaboración del plato navideño, son las hojas de plátanos para el envoltorio.

Aun cuando este año no se han visto en La Victoria tantas ventas de hojas como en los anteriores, si se consiguen en algunos puntos. Su precio oscila entre 400 mil y 600 mil bolívares.

“Estos precios –dijo Argenis Mendoza, vendedor informal- se han mantenido por estas dos semanas, pero lo más seguro es que aumenten cuando se acerque el 24 (de diciembre)”.

“Lo malo –añadió- es que no podemos comprar muchas porque si no se venden se nos dañan, por eso tenemos que estar sujetos a los constantes cambios de precios”.

 

Una infaltable tradición

Juana Pereira matrona victoriana residente del centro fue enfática al afirmar:

“Tengo más de 50 años haciendo y comiendo hallacas, este podría ser el último y por eso, a pesar de los precios que tienen todos los productos no voy a dejar de hacerla. Dios proveerá”.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad