Publicidad

José Pinto, 67 años dedicado al comercio de las plantas medicinales

El Yerbatero de La Victoria: Tomillo y jengibre, lo más solicitado

Mientras alrededor del mundo, científicos de todos los países tratan desesperadamente de encontrar una cura para la actual pandemia; en La Victoria, un pintoresco personaje de origen portugués es solicitado para prevenirla.

Se trata de José Pinto, conocido herbolario (o yerbatero como también se le llama a aquellos especialistas de oficio en plantas medicinales) de La Victoria, pero radicado desde hace casi 70 años en Venezuela.

Pinto, al ser consultado por el equipo de El Clarín, en torno a qué recomendaba en estos tiempos de cuarentena, no dudó en responder.

“Lo que más buscan las personas en estos días es el tomillo, aquí lo tenemos en bolsitas desde Bs. 150 mil en adelante. Eso lo sancochan en suficiente agua, le echan azúcar y se lo toman caliente como te. Todo el mundo dice que es muy bueno para prevenir del Corona Virus. Otros prefieren el jengibre que lo mastican o lo hacen en “guarapo” y la raíz de púrpura que también la sancochan para tomarse el agua. Tanto el jengibre como la púrpura la podemos ofrecer desde cien mil soberanos la bolsita”.

La falta de efectivo nos ha afectado

En cuanto a la situación de las ventas de los productos naturales, durante este tiempo de la cuarentena social, el señor Pinto dice:

“Las ventas han bajado mucho y no porque la gente no quiera comprar, sino por la falta de efectivo. No hay circulante en la calle y para nosotros, que no contamos con punto de venta, eso es un verdadero problema”.

“Otros –continúa el yerbatero- nos quieren pagar en dólares, pero como nuestros productos son bastante económicos, casi ninguno llega al valor de la moneda norteamericana por lo que estamos obligados a dar vuelto, pero nuevamente no enfrentamos al problema de la falta de efectivo. Por esto son muchísimas las ventas que se nos han caído”.

De Madeira a La Victoria

José Pinto nació durante la década de los 40´s en la isla portuguesa de Madeira.

“Durante el gobierno de Pérez Jiménez –relata- mi papá se vino a Caracas donde montó una panadería y en 1954, siendo yo apenas un muchacho, me trajo a Venezuela para que conociera el país y empezara a trabajar. De inmediato, me enamoré de esta tierra y monte mi propio negocio de plantas en Caracas, donde estuve durante 40 años. Después, hace ya 27, vine a La Victoria y aquí me quedé hasta el sol de hoy. Tengo mis clientes fijos y muchas gente que me busca por las referencias que éstos dan de mi”.

Actualmente, el negocio de José Pinto de dimensiones bastantes pequeñas pero con un gran surtido, no sólo de plantas medicinales sino de otros rubros como estropajos, totumas y demás curiosidades, está ubicado en la calle García de Sena, a una cuadra de la esquina de Soco y muy cerca de la calle Rivas Dávila.

Importante recordar…

Pinto señala, si bien las plantas no cura el mal, puede ayudar a su prevención. Ante cualquier enfermedad siempre es prioridad consultar primero a los médicos tratantes.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad