Publicidad

Estas son las preocupantes cifras de las desnutrición infantil en Colombia

Para entender los impactos de la pandemia en la seguridad alimentaria, hay que hacer una nueva encuesta nutricional, que ayudará a trazar políticas públicas para atender la problemática. FOTO Sstock

Se han reportado 613 casos más en 2021 que los proyectados por el Instituto Nacional de Salud. ¿Qué pasa?

Las cifras más recientes publicadas por el Instituto Nacional de Salud (INS) muestran que se han presentado 11.608 reportes de desnutrición aguda en niños menores de cinco años en lo que va de 2021. Sus proyecciones para este año eran más bajas, pues apuntaban a que habría 10.995 casos, es decir que se han reportado 613 más de los que se esperaban.

Este reporte es de los pocos que hay oficiales sobre desnutrición de niños en el país. El Ministerio de Salud reconoció que no ha hecho, debido a la pandemia, la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin), que se realiza cada cinco años y tuvo su edición más reciente en 2015 y se esperaba ejecutar en 2020.

Eso significa que hay un año de retraso en la recolección de datos oficiales, que son fundamentales para combatir la desnutrición: conocer cómo está la seguridad alimentaria del país ayuda a tomar medidas tanto al Gobierno como a las organizaciones que trabajan, en este caso, en la alimentación de los niños.

Además, la preocupación es que en 2015 se concluyó en esa Encuesta que uno de cada nueve niños padecían desnutrición crónica, y se sospecha que la cifra pudo haberse incrementado bastante por cuenta de la crisis del coronavirus de 2020.

La desnutrición infantil implica que, a raíz de que un niño no se está alimentando bien, su cuerpo no cuenta con las vitaminas y los minerales adecuados para desarrollarse, no pesa o mide lo que debería, tiene diarrea o fiebre constantes, es más vulnerable a enfermedades e incluso tiene más probabilidades de morir que los niños con una alimentación adecuada.

Sobre la muerte por esta causa, algunas instituciones que trabajan en desnutrición tienen sus cifras, pero solo el INS está autorizado para recogerlas, por lo que podrían ser imprecisas, y si bien este diario le consultó al Instituto cuántos pequeños han fallecido por esa causa, respondieron que el consolidado de datos solo se hace una vez finalice el año.

Y hay más para preocuparse. Las últimas cifras que podrían dar cuenta del estado de la seguridad alimentaria en Colombia corresponden al Dane, pero no son específicas para menores de edad. Según sus datos, casi tres de cada diez colombianos está pasando hambre.

En su última encuesta Pulso Social, que recopiló información de septiembre pasado, quedó expuesto que la seguridad alimentaria tuvo una leve desmejora en comparación al mismo periodo del 2020. El dato es preocupante, pues para septiembre de 2020 el país venía de una cuarentena de cinco meses, que restringió el comercio, redujo las plazas laborales y contrajo la economía.

De acuerdo con el Dane, el porcentaje de personas que comía tres veces al día pasó de 72,3 % en septiembre de 2020 a 70,9 % en el mismo mes de 2021. A su vez, el número de quienes consumían solo dos comidas al día en septiembre de 2021 subió 1,8 % con relación al mismo período de 2020 (ver infografía).

Aunque similares entre sí, estas cifras guardan una profunda diferencia con los datos que recopiló el Dane sobre la situación previa a la cuarentena de 2020. En ese momento casi nueve de cada diez colombianos, el 88,9 %, tenían aseguradas cuando menos tres comidas al día. El 0,4 % señalaba que solo comía una vez al día, pero después de la cuarentena esa cifra subió hasta el 2,1 %. Es decir, dos colombianos de cada cien solo pueden probar un plato de comida al día.

Una foto del pasado

Aunque el Ministerio de Salud le comunicó a EL COLOMBIANO que ya se están recabando los datos para una nueva Ensin, analistas y profesionales que están trabajando en la lucha contra la desnutrición infantil en Colombia advierten que el rezago en la información ya dificulta mitigar los fuertes impactos que tiene ese mal en los niños.

“Las consecuencias son graves, porque estamos mirando una información que no refleja la actualidad. Por más que las organizaciones de la sociedad civil queramos conseguir recursos para poder atender la desnutrición que sabemos que existe, no tenemos datos que nos respalden”, aseguró Andrea García, coordinadora de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la organización Save The Children.

Por su parte, Natalia Ledesma, analista de Incidencia de la Fundación Éxito, que está enfocada en la lucha contra la desnutrición de niños y niñas en Colombia, aseguró que “la Ensin solo tiene representatividad a nivel nacional y departamental”. Y sostuvo que no tener esa información actualizada y enfocada en territorios más pequeños implica que es más difícil identificar la población que está en riesgo nutricional.

Recientemente, la Fundación Éxito publicó un nuevo informe sobre esa problemática para cubrir los vacíos informativos que tiene Colombia. En un ejercicio de cruce de datos, analizaron 11 variables para determinar qué tan vulnerables son los niños a sufrir de desnutrición en distintos territorios del país. En total, analizaron los datos disponibles de 1.076 de los 1.121 municipios. En el documento tuvo en cuenta factores como la mortalidad infantil, el bajo peso al nacer y la cobertura del sistema de salud.

Para clasificar en qué situación se encuentra cada pueblo cuenta con un Índice de Desnutrición Crónica (Idnc) que a la vez les otorga a los municipios un puntaje que va de 1 a 100. Salta a la vista que seis de los diez municipios con mejores resultados se encuentran en Antioquia. A nivel nacional y departamental el mejor calificado es Sabaneta, le siguen Envigado, La Estrella, Copacabana, Itagüí y Rionegro.

En contraste, los municipios con puntajes más bajos se encuentran en los departamentos de Vaupés, Chocó, Vichada, Cauca, Casanare y Risaralda.

E indicó que las regiones con más municipios con puntajes bajos son Orinoquía, donde el 60,2 % está en estado crítico o bajo, y la Atlántica donde el 53,8 % se encuentra en la misma situación.

A raíz de una alerta que le hizo la Procuraduría por lo que consideró un incremento en las cifras de muertes ligadas a la desnutrición, el Ministerio de Salud le dijo a EL COLOMBIANO que están implementando unas “acciones de corto plazo” para mitigar ese mal. Entre ellas, aseguró que se está articulado con las secretarías de salud municipales para registrar, caracterizar y atender a la población más vulnerable en los territorios que sea necesario

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad