Publicidad

Expertos: envío de misión electoral a Venezuela no genera “tensiones” entre Europa y EE. UU.

El envío de una misión de observación electoral de la Unión Europea a las votaciones regionales del 21 de noviembre en Venezuela confirma las buenas relaciones del bloque con Estados Unidos y la coordinación multilateral en la solución de la crisis en el país suramericano, a pesar de “tensiones” en otros asuntos, opinan analistas.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, afirmó la semana pasada que el mero envío de una misión observadora a las elecciones regionales de noviembre en Venezuela no reivindicará la presidencia de Nicolás Maduro, desconocida por la mayoría de países del bloque, sino que su informe será lo que “legitimará o no” los resultados.

Sus declaraciones generaron molestias en las cúpulas del oficialismo venezolano, que las consideró injerencistas. Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento y jefe delegado de Maduro en las negociaciones en Ciudad de México, dijo: “mejor que no vengan”.

El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) y exdiputado opositor, Enrique Márquez, también rechazó las declaraciones, pero expresó su esperanza en que se resolviera el impasse para seguir adelante con la misión europea.

Milos Alcalay, ex embajador de Venezuela ante la ONU, considera, por su parte, que Borrell ha tenido una posición “poco equilibrada” en cuanto a valores como la tradición, rigidez y profundidad de las misiones de observación electoral.

Estima que “se rompió” la postura europea con respecto a Venezuela. “Los estándares los viola el señor Borrell, porque ni siquiera el Parlamento Europeo ha aprobado esta misión. Es verdad que no está obligado a acatarlo, pero en un equilibrio de poderes tendría que consultarlo”, dice a la Voz de América.

“Bienvenidos los expertos, bienvenida la Unión Europea”, afirma Alcalay, advirtiendo que se podría estar marcando un “precedente negativo” en la región.

“¿Cómo hará cuando le exijan la presencia en una elección regional en otros países de América Latina? Segundo, rompe lo que había sido una posición férrea de la UE para poder asistir. Más bien, dañará la imagen de la UE”, indica.

Multiratelarismo europeo
El jefe de la Delegación de la UE en Venezuela, Rafael Dochao Moreno reitró el jueves el “compromiso” con los términos del Acuerdo Administrativo para su despliegue. Peter Stano, portavoz del Servicio Exterior del bloque europeo, apuntó este jueves que la Unión Europea podría retirar su misión de las elecciones regionales de Venezuela del próximo 21 de noviembre si no se cumplen las condiciones suscritas o si hay algún cambio oficial.

También, negó que Borrel haya “ignorado el consejo de su propio personal”, como sugirió un reportaje publicado en el diario Financial Times.

Eglée González-Lobato, directora de la cátedra libre sobre democracia y elecciones de la Universidad Central de Venezuela y exconsultora jurídica del CNE, opina que el envío de una misión observadora de la Unión Europea atiende al multilateralismo y “deja atrás posiciones de confrontación” en la comunidad internacional sobre el caso venezolano.

Recuerda que la Unión Europea no enviaba una misión a Venezuela desde hace 15 años y considera que colabora con el hallazgo de una solución política a través de dos procesos complementarios entre sí: las negociaciones en México con facilitación noruega y las elecciones regionales del 21 de noviembre.

“La misión de la UE se atiene a la multilateralidad también para que los propios venezolanos formen parte de su solución, a través de su participación en procesos electorales. Se entiende que todo lo que se logre beneficiará los procesos venideros”, como unas elecciones presidenciales, dice

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad