Publicidad

Familia aragüeña denuncia tener más de 50 días en aislamiento a pesar de dar negativo por covid-19

El retorno de Elizabeth Lugo desde Colombia hasta San Sebastián de los Reyes, al sur del estado Aragua, no ha sido fácil. Ella y su familia llevan más de 50 días de aislamiento en refugios de Zulia y Aragua, siete pruebas para COVID-19 negativas. Sin embrago, todavía permanecen en confinamiento.

Elizabeth  denunció que viven en condiciones inhumanas en el refugio que les fue asignado cuando arribaron al estado el 11 de agosto. «Llegamos a Villa de Cura y de allí no había transporte hacía San Sebastián de los Reyes. Pedimos apoyo de una patrulla policial que nos llevó al pueblo», comentó.

Los siete aragüeños, entre ellos una niña y un adulto mayor, fueron trasladados a la Unidad Educativa Dr. Eliseo Acosta. Allí no se cumplió con el protocolo de bioseguridad para casos sospechosos, como aseo de las personas, limpieza y desinfección de equipajes. «Tampoco nos dieron kits de aseo personal, como lo hicieron los otros centros que nos recibieron», señaló.

Un refugio que parece una cárcel

El colegio donde permanecen aislados no tiene agua por tuberías, algunas áreas están sin electricidad y hay mucha maleza en los alrededores, que genera zancudos y moscas.

Elizabeth comentó que días atrás tuvo que ir al baño, a las dos de la madrugada, y casi fue atacada por una culebra.

«No nos quejamos de la comida porque diariamente una funcionaria de la alcaldía nos lleva desayuno, almuerzo y cena. Pero aquí estamos solos, a la buena de Dios. Un miliciano se quedó dos noches y no volvió más. El médico vino el martes pasado y no regresó», comentó.

En la última visita del galeno le realizaron nuevas pruebas y ahora deben esperar 15 días más para conocer los resultados. En la actualidad solo ellos permanecen en el colegio, otros ciudadanos fueron autorizados a regresar a sus casas. Elizabeth dijo que se sienten presos y desatendidos por el alcalde Felix Romero.

 Una cuarentena que nunca acaba

Elizabeth Lugo decidió emigrar de Venezuela hace un año, junto a parte de su grupo familia. Tenía seis años trabajando como obrera en la alcaldía de San Sebastián de los Reyes, pero al igual que muchos venezolanos decidió probar suerte en otro país.» Aquí no teníamos ninguna oportunidad de salir adelante», dijo. Sin embargo, la pandemia cambió sus planes y decidió volver a casa junto a su grupo familiar.

En Paraguachón, ubicado en el Departamento de La Guajira, al norte de Colombia, ella y su familia permanecieron 2 días hasta que lograron viajar a Maracaibo, donde estuvieron 32 días de aislamiento. En este período comenzaron a realizarles las pruebas rápidas para COVID-19 y la PCR. Todas salieron negativas, por eso los autorizaron a regresar a Aragua.

El último balance de retornados al estado fue ofrecido el pasado 15 de agosto por el gobernador Rodolfo Marco Torres en su cuenta de Instagram: «A la fecha contabilizamos un total de 6.939 compatriotas que han regresado a su tierra y han sido atendidos con amor y compromiso», escribió el gobernador.

En esta lista están incluidos Elizabeth y su familia, quienes no se han sentido bien atendidos. «El liceo Eliseo Acosta no está apto para recibir a ninguna personas. El deber de todo refugio es desinfectarnos de pies a cabeza, porque venimos de Colombia y Zulia. Pero cuando llegamos no nos desinfectaron ni siquiera las maletas», denunció.

Elizabeth espera volver lo más pronto posible a su hogar. Mientras esto ocurre solicita un trato digno y espera que la denuncia sirva para mejorar el trato a otros connacionales que por miedo prefieren callar.

 

Fuente: El Pitazo

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad