Publicidad

Feminicidio en el extranjero: Se van por un sueño y encuentran la muerte

Muchas mujeres venezolanas impulsadas por la grave crisis económica que vive nuestro país, deciden abrirse a nuevos horizontes en otras latitudes, para cumplir el sueño del emigrante y conseguir una estabilidad económica, tanto para ella como para los suyos. Pero una vez en el lugar se dan un duro golpe con la realidad.

 

Hay casos de estas mujeres valientes que se van dejando todo en el país en que empiezan a triunfar en el extranjero, pero, por cosas del destino sus planes se ven frustrados al encontrarse con hombre abusadores, quienes ante la frustración de no poder tener el «amor» de las venezolanas terminan agrediéndolas y asesinándolas.

 

El pasado 10 junio se vio uno de los casos más sonados de agresión a una mujer venezolana atacada en Perú y que fue identificada como Gilda Sol Mujica quien fue atacada con acido, violada y apuñalada en el cuello y en otras partes del cuerpo, para sobrevivir el ataque, se lanzó de un tercer piso, donde los que estaban en la planta baja, inmediatamente llamaron a los servicios de emergencia y fue trasladada hasta un centro asistencial, donde, pudo ser salvada afortunadamente.

Su agresor identificado como Jaime David Alvarado, de nacionalidad peruana, quien era el hijo de la dueña del apartamento donde vivía Mujica e iba para cobrarle la renta, pero, como estaba obsesionado por ella, pero, como no recibía ninguna respuesta por parte de ella decidió agredirla. Fue recluido en prisión preventiva por 9 meses por intento de homicidio.

 

La joven como consecuencia del ataque perdió el ojo izquierdo por el ácido que le lanzó el depravado y tuvo varias lesiones.

 

El 30 de julio la opinión pública nacional reseñaría como dos venezolanas que habían salido del país en busca de una vida mejor fueron asesinadas por sus maridos quienes en ataque de celos procedieron a matarlas.

 

Un hecho ocurrió en Chile y el otro Perú, los dos con un día de diferencia.

 

En el primer caso, según indican vecinos, que la venezolana identificada como Anilet Carolina Soto Cabrera, (33) radicada en Chile, discutía la tarde del domingo con su esposo fuertemente, cuando de pronto ella deja de gritar y sale de la casa totalmente ensangrentado.

 

Su esposo también de nacionalidad venezolana, y según cuentan familiares de Soto ya tenía expedientes en el país por violencia doméstica.

 

En el segundo caso en Perú la venezolana Soiryth Katherine Millán Abreu (28), quien tenía en el país inca aproximadamente dos años y tenía anhelos de salir adelante, fue asesinada por su ex marido Roberto Enrique Arambulet Loyo (40) de nacionalidad venezolana.

 

Según indican familiares Millán, que ellos estaban separados y estaban planificando vivir por su cuenta, pero, el obsesionado con Katherine decidió matarla, ante que otro hombre le pusiera las manos encima.

 

 

Trabajando de escort

 

Una venezolana identificada como Mayerlin Luisiana María Padilla, natural de Maracaibo, estado Zulia, fue asesinada en la ciudad de Cancún, México, lugar donde emigró para labrarse un futuro prometedor y en sus inicios trabajar como escort (dama de compañía), sin saber que gracias a este oficio encontraría la muerte.

 

Padilla fue asesinada a balazos en el hotel Bombay pero la Fiscalía de Quintana Roo informó recientemente que el cuerpo de la mujer fue hallado en el hotel localizado en avenida Uxmal, esquina con Chichen Itzá.

 

La venezolana ingresó al hotel junto con otra persona que al escuchar las detonaciones se dio a la fuga.

 

De acuerdo con el testimonio de Leicer Lenokloba L. J, quien dijo ser amiga de Mayerlin indicó que trabajaba como escort en ese paraíso turístico de la región oriental azteca.

 

Apuñalada con su hija

 

En marzo una venezolana que estaba radicada en México identificadas como Graciela Cifuentes, (madre) y Sol Cifuentes (hija), fueron asesinadas a puñaladas en el momento que se metieran a robar dentro de su domicilio, sin que hasta el momento se haya registrado ninguna detención por el hecho.

 

Violaciones masivas

 

En diciembre una venezolana denunciaría que fue objeto de una violación por un grupo de 8 hombres cerca de Santo Domingo en República Dominicana. La venezolana a través de las redes sociales solicitó ayuda para volver al país.

 

Hasta el momento no hay nadie detenido por la violación ocurrida.

 

Más recientemente otra compatriota en Perú fue drogada y violada por tres jóvenes en el patio de su casa. Los agresores fueron detenidos ese mismo día, ya que eran vecinos de la venezolana abusada sexualmente.

 

En noviembre una venezolana en Chile fue violada y quemada con aceite hirviendo por un ex compañero de ella, ya que el le había declarado varias veces su amor, pero, no era correspondido. Un día en un ataque de furia la atacó en el restaurante donde ambos trabajaban y después de violarla le echó encima un aceite hirviendo que se encontraba en un caldero.

 

Ese día el individuo fue arrestado por el cuerpo de carabineros de Chile.

 

Estas son algunos de los casos más sonados de los múltiples Feminicidios de venezolanas que se han ido del país en busca de un sueño que les permita tener una mejor calidad de vida, pero, el destino le ha hecho una cruel jugada ya que han sido víctimas de personas enfermas que al verse frustrados atacan salvajemente a estas damas que emigran con el sueño de ganarse un sustento para ellas y ayudar también a sus familias.

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad