Publicidad

FMI: Migrantes venezolanos podrían contribuir al crecimiento de la economía colombiana

Un análisis realizado por el FMI segura que este éxodo podría traerles beneficios a varias naciones latinoamericanas, incrementando su PIB en el mediano plazo

Desde el año 2015, el mundo pudo ver como miles de venezolanos salían de su país en busca de oportunidades, pues las condiciones socio – políticas de esta nación los hicieron migrar, y la gran mayoría buscó asentarse en Latinoamérica. Poco más de un lustro ha dejado ver muchas de estas personas se establecieron en Colombia, principalmente, entre otros territorios de la región, y se han convertido en una fuerza laboral considerable. Es por esto que el Fondo Monetario Internacional ha presentado un informe donde estima que estas comunidades podrían traerles grandes beneficios a sus economías, viéndose reflejado en su Producto Interno Bruto.

Para ser más exactos: 7.134.132 venezolanos que residen fuera de su país, de los cuales 2.476.970 están en Colombia. Esta última cifra corresponde con el registro único de migrantes, que compila Migración Colombia, qué a su vez revela que han aprobado 1.632.817 permisos de protección temporal y habría 2.351.351 con la encuesta de caracterización lista para formalizar su estadía, números que acreditan al territorio nacional como el que más acoge a estas personas, que sería más o menos el 35 % de los foráneos.

En Colombia hay más de dos millones de migrantes venezolanos con vocación de permanencia. | Por: ESTEBAN VEGA | SEMANA

 

Aunque este éxodo ha resultado demasiado inconveniente para Venezuela, que ha visto un decrecimiento histórico, pero, los países destino se han visto muy beneficiados, o al menos es lo que deja ver el informe del FMI.

No es algo que se vea ya, ni muy pronto daría cuenta, de hecho, el gasto que hacen los gobiernos por atender las necesidades de estas personas es altísimo, pero, el FMI lo estaría proponiendo como una inversión, pues para el 2030, esto podría significarle un crecimiento de casi 5 % a aquellos países que cobijen a los venezolanos.

Migrantes venezolanos en Colombia. Foto: Daniel Reina

 

5 países son los destinos principales de los migrantes: Colombia, Perú, Brasil, Ecuador y Chile; los cálculos que hacen es que mínimo, podrían crecer entre 2,5 % y 4,5 % en su PIB, dependiendo la cabida que tengan en sus mercados laborales.

“Dado que la mayor parte de los migrantes consiguen un trabajo (incluso si este no corresponde con sus habilidades), el empleo total aumenta y los salarios reales descienden. Los sueldos más bajos desestimulan la participación de algunos trabajadores locales en el mercado laboral, mientras que el desempleo general aumenta ligeramente, a medida que la tasa de desempleo de los migrantes supera la de los trabajadores locales”.

Según las estadísticas compartidas por la entidad: Perú podría conseguir un aumento del 4,40 %, por parte de Colombia sería un ,3,70 %, Ecuador 3,50 %, Chile 2,60 %, en Centro América, por ejemplo: Panamá alcanzaría un 1,90 %, Republica Dominicana 1,10 %, Costa Rica 0,60 % y otro país que tendría beneficios sería Uruguay 0,60 %.

Ciudadanos venezolanos venden productos en una calle de Colombia. EFE/SCHNEYDER MENDOZA

 

Según la ACNUR, se necesitan millonarios recursos para poder atender las necesidades que actualmente tienen los venezolanos

Hace unos días se presentó el capítulo Colombia del plan regional de respuesta para refugiados y migrantes, 2023 – 2024 (RMRP) por sus siglas en inglés, dando cuenta de la labor que desempeña el país inatención de estos ciudadanos extranjeros. Recordemos que desde hace varios años el estado decidió no cerrar la posibilidad de que estas personas transitan por el territorio nacional, en busca de un nuevo comienzo tras la difícil situación que se vive en Venezuela. En total, serían 665 millones de dólares lo que se necesita.

No es una cifra menor, sobre todo si tiene en cuenta que Colombia es el país que más migrantes venezolanos tiene, y que gradualmente ha abierto espacios para que se vinculen a la seguridad social y demás actividades como la educación.

Venezolanos recién llegados a Colombia. Foto: GUILLERMO TORRES | SEMANA

 

La viceministra de asuntos multilaterales de Colombia, Laura Gil, aseguró que ningún país, solo, podría atender este fenómeno migratorio:

“Es claro que ningún país puede encarar los retos que conlleva la movilidad humana de forma solitaria, por lo que debemos tener una agenda común que garantice la regularización, acceso a derechos y servicios, inclusión, la libre movilidad y el respeto y cumplimiento de los derechos humanos de todas las personas. Cuando todos los países de la región permitamos que migrantes y refugiados accedan a oportunidades de inclusión y servicios, como a la salud, educación, vivienda y programas protección social, transformaremos las migraciones en una oportunidad para el desarrollo y crecimiento de la región”.

 

Con información de Infobae

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad