Publicidad

SJS01. SAN JOS… (COSTA RICA), 27/01/2016.- Una microbiÛloga revisa varias muestras de sangre en un laboratorio del Centro Nacional de referencia de VirulogÌa hoy, miÈrcoles 27 de enero de 2016, en San JosÈ. El Ministerio de Salud de Costa Rica informÛ hoy que intensificÛ la vigilancia en los aeropuertos y fronteras terrestres con el objetivo de prevenir la entrada del virus Zika al paÌs. EFE/Jeffrey Arguedas

Italia se ha convertido en el Wuhan de Europa

En apenas 4 días Italia se ha convertido en la «zona cero» de Europa. Rápidamente pasó de tener 3 casos a 300 en menos de una semana. Esta situación lo convierte en el tercer país más afectado del mundo y el símil de Wuhan de occidente.

Esta situación se presenta desde que en Italia se están realizando más pruebas que en otros países, a la existencia de un posible supercontagiador.

«Si no tienes termómetro, no tienes fiebre», así explica a EFE el profesor de virología Roberto Burioni, una de las posibles razones del rápido aumento del número de contagiados. En Italia se han realizado más pruebas que otros países, y por ende, ha encontrado más casos.

Como señalaba en una rueda de prensa el miembro de la Organización Mundial de la Salud y asesor del Ministerio de Sanidad italiano, Walter Ricciardi, Italia ya ha llevado a cabo 6.000 pruebas de coronavirus frente a las 300 de Francia. Esta podría ser la razón por la que en otros países no han encontrado más casos.

Así opina también la viróloga y profesora en la Universidad de Florida, Ilaria Capua. Cree que en Italia hay miles de infectados e incluso personas curadas.

«Mi hipótesis es que el virus entró en Italia antes de las medidas de contención de China», aventura Capua. Para ella es posible que el virus lleve circulando un mes sin dar síntomas y nadie se había dado cuenta.

Posible existencia de un «supercontagiador»

Como recuerda la experta en epidemias, la mayoría de casos no es grave y en las personas sanas no causa síntomas. Por lo que los test solo se empezaron a realizar después de la alarma generada por las primeras muertes del pasado fin de semana.

La otra teoría plausible para Burioni, profesor en la Universidad San Raffaele de Milán, es la de un supercontagiador. Una persona con coronavirus que, en vez de contagiar a una media de 2,2 personas, lo haga a 10, 20 o 30.

Pese a todo, el médico lanza un mensaje tranquilizador. Según el científico, el aumento de casos es normal y las posibilidades de que sigan creciendo dependen de los contagios que se dieron hace una semana.

Capua subraya que todavía no hay suficientes datos para saber si los casos seguirán creciendo. Generalmente, estas enfermedades alcanzan un pico de contagios, después se mantienen en un período de meseta y finalmente disminuyen.

Para frenar la expansión de la epidemia, el gobierno italiano decretó el aislamiento de 50.000 personas en los pueblos más afectados. La llamada zona roja está en las regiones de Lombardía y Véneto. Además, prohibieron los eventos públicos en espacios cerrados.

Para Capua, estas decisiones resultan razonables en un momento de pánico.

«Cada palabra alarmista injustificada hace perder un millón de euros en investigación», sentencia la médico, quien asegura que no hay datos para el pánico.

Sobre la posibilidad de que el coronavirus termine siendo una pandemia, Capua opina que el número de infectados conocidos todavía es muy bajo.

Por contra, Burioni considera que están muy cerca de una pandemia, pero que esto ya es irrelevante para Italia, que tiene la epidemia en casa.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad