Publicidad

José Caldas: Un artista aragüeño que nació en Los Andes

Como soldador profesional ensambla un tanque de guerra con la misma destreza que elabora un cuadro a gran formato

En una sencilla residencia al frente de la Plaza Montilla de La Victoria, capital del municipio José Félix Ribas del estado Aragua, rodeado de obras de artes “propias y ajenas”. Junto a su amada esposa Nohemí, vive uno de los más destacados exponentes del arte pictórico del estado Aragua. Y figura importante de la cultura a nivel nacional.

José Calda; pintor, escultor… y cantante.

 

Se trata de José Jesús Caldas García o simplemente el maestro Caldas. Pintor de larga data que, aun cuando físicamente nació hace más de 60 años en San Cristóbal estado Táchira, proclama y defiende el hecho de que “artísticamente nací en Aragua. Por lo tanto, soy aragüeño”.

La pasión por Aragua es tal que en una oportunidad participó en un salón de artistas tachirenses y obtuvo uno de los galardones. Pero al ser objetado por no ser reconocido como andino, aceptó que él en realidad pertenecía a Aragua y rechazó el premio.

“Aquí nací como artista –enfatiza- primero en Cagua, de la mano del maestro Evelio Giuseppe quien en su taller me hizo dejar mi condición de autodidacta. Luego en Maracay en el taller de Alejandro Ríos donde pasé un año. Y más tarde, con Jorge Chacón en Sabaneta”.

Trayectoria artística

A lo largo de su carrera artística, Caldas ha sido acreedor a numerosos premios regionales, nacionales e internacionales. Como por ejemplo: El gran Premio de la Galería de Arte Municipal de Maracay (2004); el Gran Premio Municipal de Caracas (2005); el Gran Premio del Certamen Mayor de las Artes (CONAC 2005); el Gran Premio Municipal Salón Calabozo.

Además de haber sido reconocido como el más destacado artista Aragüeño del Salón Aragua. Una de sus obras sirvió de portada a una de las ediciones de la Guía Telefónica publicada por CANTV. Y obtuvo un importante premio en un Salón de Artes que se realiza en Medellín, Colombia, al cual le dicen “los premios de almanaque”. Toda vez que son doce galardones y cada uno de los cuadros premiados, sirve para ilustrar un mes en un famoso calendario de artes que se publica en aquella población neogranadina.

Sus inicios

Como se puede ver, hoy día, José Caldas es uno de los más cotizados pintores de la región pero el camino hasta este sitial fue largo y en muchos casos tortuosos.

“A lo largo de mi vida he tenido que desempeñar diversas profesiones -dice Caldas-. Al principio me formé como calderero trazador en el INCE de Valencia. Allí aprendí todo lo que tiene que ver con herrería, soldadura y metalurgia en general. Lo que incluso me ha servido, muchos años después, en mi actividad artística ya que he realizado diversas esculturas metálicas”.

“Como herrero -continúa- trabajé montando grandes estructuras con diferentes empresas. Laboré en la que ensamblaba las autobuses Encava, fui funcionario de la División de Puentes del ya desaparecido Ministerio de Obras Públicas (MOP) y en la Industria Metalúrgica Van Dam de La Victoria”.

Esta última empresa se hizo famosa por haber sido la encargada de la repotenciación de los tanques de guerra AMX-30 del Ejército Nacional.

¿José Caldas trabajó en este proyecto?

“En realidad no -responde-. Hice todos los cursos que exigían para eso y ya estaba listo para comenzar. Pero a última hora, por razones políticas, me excluyeron del programa”.

Pero ¿Si sabe armar un tanque de guerra?

“Claro, en realidad es muy fácil, luego que te dan el plano lo demás es como armar un rompecabezas”.

Otro de los ámbitos donde le tocó laborar a este maestro pintor fue en la educación

“Por más de 10 años fui maestro de aula en la escuela primaria Negra Matea de La Ceiba, en la parroquia Zuata”.

“Allí -recuerda- se ganaba muy bien, yo cobraba mil quinientos bolívares mensuales en el tiempo cuando con 30 bolívares se hacía un buen mercado. Cuando me daban vacaciones, con lo que me pagaban por este concepto me iba con mi familia a cualquier parte del país, disfrutábamos de lo lindo y aun me quedaba dinero».

La pasión por las artes y la cultura ha acompañado desde siempre a maestro Caldas lo que se incrementó con su matrimonio con Nohemí Coromoto Tejada. Conocida cantante, fundadora entre otras cosas de la Coral Cantaragua creada por el hoy extinto profesor Eduardo Plaza.

“Yo también -dice José Caldas- de alguna forma puede contarme entre los fundadores de Cantaragua. Yo iba y participaba en todos los ensayos. Aunque nunca estuve en una presentación formal, a pesar de la insistencia de Eduardo (Plaza), la parte de la música se la dejaba a mi esposa”.

En este ámbito musical el matrimonio Caldas también participó en el grupo coral Venezuela Primero creado por el profesor Daniel Osío. Y actualmente, son parte importante de la organización de los llamados “encuentros de sanjuanes”. Tradición de todos los meses de junio en La Victoria, liderado por la Cofradía de San Juan de La Victoria de la cual Nohemí es su capitana.

A pesar de la pandemia y la consecuente cuarentena social, José Caldas se mantiene activo:

¿Qué planes inmediatos tiene?

“Poco antes de declararse la pandemia, estábamos en conversaciones con una agrupación de Medellín para montar una exposición individual en esa ciudad. Y de allí iniciar una gira por toda Colombia para luego ir a Miami. Por supuesto que todo esto se paró. Pero las conversaciones han continuado y esperamos, al momento cuando todo esto termine, retomar este proyecto.”

“Además –finalizó diciendo el maestro José Caldas- estamos participando en algunas exposiciones virtuales. Como la llamada Venezuela Ahora, que es una muestra colectiva donde también participan algunos artistas extranjeros invitados”.

 

Simón Henrique López/La Victoria.-

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad