Publicidad

Lo que antes fue un emblema de la Ciudad, hoy está prácticamente en ruinas

La Estación de La Victoria: Érase una vez un parque

La Victoria.- En algo menos que en un muladar se ha convertido lo que era uno de los más hermosos parajes de la Ciudad de La Victoria; capital del municipio Ribas del estado Aragua, el llamado Parque La Estación.

Este parque, cuya administración y cuido es aparentemente compartido entre el Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) y la Alcaldía del Municipio José Félix Ribas, hoy en día se encuentra totalmente abandonado y podríamos decir sin riesgo de exagerar, que prácticamente en ruinas.

La maleza ha tomado todos los espacios incluyendo las caminerías, en tanto que las instalaciones recreativas y deportivas están totalmente destruidas.

La vieja casona, eje central del parque cuya construcción data de finales del Siglo XIX está a punto de desplomarse sin que ninguna autoridad municipal, regional o nacional haga nada por evitarlo.

Las caminarías desaparecieron

 

La Historia

“El Parque La Estación” de La Victoria debe su nombre a que en ese lugar funcionó por cerca de 100 años la estación del Gran Ferrocarril de Venezuela (GFV); construido en el Siglo XIX por decisión del entonces presidente de la República Antonio Guzmán Blanco.

Durante la larga Batalla de La Victoria de 1902, esta estación ferroviaria jugó un papel de primer orden estratégico; por allí no sólo llegaron los pertrechos que le hacían falta al presidente Cipriano Castro para derrotar a las tropas de su antagonista el General Manuel Antonio Matos; sino que también llegó, con tropas frescas, el Vice Presidente en campaña; el General Juan Vicente Gómez, lo que selló el triunfo de las fuerzas oficialistas y la derrota definitiva de la llamada Revolución Libertadora.

En 1965, luego de un aparatoso choque entre una locomotora del GFV y un autobús de la Unión Victoria (conocida como “los autobuses de Alegría, haciendo alusión al apellido del propietario de la concesión) ocurrido en el lugar donde hoy se ubica la empresa Vencerámica; la estación de La Victoria dejó de cumplir sus funciones como tal y poco tiempo después la utilizaron para construir; en el sitio por donde pasaban los rieles del tren, la manga de coleo de más larga trayectoria de la ciudad.

Las instalaciones deportivas totalmente destruidas

En la década de los  70´s, entre otras cosas debido a las constantes protestas por parte de los grupos ecologistas, es cerrada la manga y el espacio queda abandonado; a pesar de los esfuerzos que en aquel entonces hiciera la Sociedad Conservacionista del Estado Aragua presidida por el recordado profesor Gerardo Yépez Tamayo.

A mediados de la década de los 80´s, durante la presidencia nacional de Luis Herrera Campíns; y por iniciativa e insistencia del entonces Ministro de Estado para la Cultura; el hoy fallecido poeta victoriano Luis Pastori, el IMPARQUES toma bajo su tutoría este espacio y construye lo que en su momento fue considerado el más hermoso parque urbano de todo el país.

En una oportunidad fue una cabaña

 

Una guarida de delincuentes 

La ya mencionada casona, que había servido como sede administrativa de la estación ferrocarrilera la entregaron en comodato al naciente núcleo La Victoria de la Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil de Venezuela; desde donde funcionó durante muchos años.

Pero hoy, todos esos son recuerdos, el Parque La Estación se encuentra convertido en guarida de delincuentes y malviviente; a pesar de la cercanía del aledaño Cuartel “General Mariano Montilla”, sede de la Escuela de Tropas Profesionales del Ejercito “José Félix Ribas” de La Victoria. Ya nadie disfruta de los espacios de los espacios del principal pulmón vegetal de La Victoria.

…lo que quedan son recuerdos
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad