Publicidad

Cada día se observa un mayor número de personas que hurgan en la basura para poder comer

La “hiperpobreza” se asentó en La Victoria

En los últimos días, presuntamente como consecuencia del aumento desmedido en la cotización del dólar norteamericano en referencia al bolívar; el proceso hiperinflacionario que se vive en Venezuela desde hace ya varios años se ha incrementado de manera exponencial.

“Productos que ayer costaban 300 ó 500 (mil) bolívares, ya hoy se montaron en un millón y más”.

Según declara una ama de casa que recorría comercios en el centro de La Victoria; capital del municipio Ribas del estado Aragua en busca de mejores precios.

“Esta inflación –dijo Omaira Cruz, vecina del centro victoriano- afecta principalmente a los productos alimenticios, por ejemplo la Harina Pan que hasta el miércoles (18 de nov.) se conseguía en 500 y tanto (quinientos mil) hoy no baja de 900 (mil).

 

Reconversión de hecho

José Fagúndez, estudiante victoriano de la facultad de Economía de la Universidad Central de Venezuela explicó lo que según entiende es una situación atípica.

“Un fenómeno que se ha observado en los últimos tiempos en Venezuela -dijo- es que las devaluaciones que normalmente se hacen de derecho a nivel gubernamental hoy en día se producen de hecho y por acción de los mismos ciudadanos”.

¿Cómo es eso?

“Hoy en día un bolívar no vale nada, ya ni siquiera existen monedas o billetes que permitan pagar ese monto, incluso los billetes de 20, 50. 100 y hasta de quinientos bolívares, cuya circulación legalmente está vigente, ya no son aceptados por nadie. Es lo que yo llamo una reconversión de hecho”

“Por otra parte –añadió- ya la gente le quitó los ceros a la moneda, si uno pregunta, por ejemplo, cuánto cuesta un kilo de carne, no le dicen 2 millones de bolívares que es el precio real, sino que le dicen dos mil bolívares. Igualmente sucede con montos menores como el del transporte colectivo cuya tarifa de 30 mil bolívares se ha convertido en el léxico popular en 30 bolívares, esto también es una suerte de devaluación de facto”

Los “verdes” devaluados:

“Como si todo esto fuera poco –prosiguió el declarante- la hiperinflación ha sido tan acelerada que ya ha comenzado a afectar a la moneda norteamericana. Hasta hace poco uno con 10 dólares podía hacer un pequeño mercado para una semana, hoy en día sólo le alcanza para unos 6 ó 7 productos y eso buscando los mejores precios”.

Las Consecuencias

Todos estos hechos o circunstancias indudablemente afectan a todos los venezolanos, pero tienen un mayor impacto en los sectores sociales más vulnerables o desposeídos.

Según señaló Yolaima Salomón, trabajadora social de una institución humanitaria cristiana:

“Es lamentable ver como cada día es mayor de número de personas que buscan comida en la basura”

“En nuestro trabajo -dijo- nos ha tocado ver a familias enteras tratando de conseguir en los desperdicios algo que llevarse a la boca. Las agrupaciones humanitarias tratamos de ayudar en algo pero, además de que no contamos con los recursos suficientes, cada día las necesidades aumentan y ya no sólo se encuentra uno en los basureros a personas a situación de calle, sino a gente que hasta hace poco era de clase media”.

En un recorrido el equipo de El Clarín pudo constatar la veracidad de lo afirmado por la señora Salomón, cuando en los promontorios de basura que diariamente se acumulan en algunos sectores de la ciudad se veían prácticamente “colas” de personas viendo a ver que conseguían.

Sra. Yolaima Salomón. Trabajadora social de una institución humanitaria

 

Simón Henrique López

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad