Publicidad

La Navidad comienza a ocupar el comercio victoriano

La Victoria.– Tradicionalmente, cada año, cuando comienza el mes de noviembre, los diferentes comercios de la ciudad de La Victoria, capital del municipio José Félix Ribas del estado Aragua comienzan a ambientar sus vidrieras y exhibiciones con motivos alusivos a la Navidad.

En esta oportunidad, producto de la situación de cuarentena social que vive el país y el planeta la situación ha cambiado bastante y solo uno que otro establecimiento presenta el festivo ambiente.

Uno de estos es el Foto Estudio Sajonia, tal vez el más antiguo de los comercios del ramo que aún sobrevive en la ciudad. Aun cuando su objetivo principal es la venta de productos y servicios fotográficos, en este tiempo de “diversificación económica”; también ofrece servicio de estampado y venta de franelas por lo que ya han comenzado a exhibir motivos navideños, entre ellos el emblemático San Nicolás o Santa Claus.

Un negocio de reciente data dedicado a la venta de víveres y productos de higiene, pero que debido a la escasez de gas ha comenzado a vender cocinas eléctricas; también ha colocado algunos elementos navideños en sus vidrieras
“A pesar de todo -dijo el encargado- es necesario no perder la tradición”.

“La pandemia y la cuarentena -sentenció- no pueden impedir que la Navidad llegue y tenemos que estar preparados para recibirla. Nosotros, modestamente, hemos colocado en nuestros estantes algunos arbolitos y “sannicolases” para hacerlo”.

Los infaltables arbolitos

Algo que no puede faltar en la celebración decembrina de ningún venezolano es el famoso “árbol de navidad”; tradición que si bien es cierto no es autóctona de nuestro país, sino que ha sido importada de algunas naciones del Norte. Sin embargo esta tradición se ha arraigado profundamente en los hogares venezolanos.

Hasta los momentos no se ha observado en La Victoria la tradicional proliferación de ventas de “arbolitos”. Según algunos comerciantes, esto es debido a las dificultades para importarlas.

No obstante, en la esquina de ´las calles Rivas Dávila con García de Sena un comerciante informal que se dedica a lo que hoy en día llaman “ventas de garaje” ofrece arbolitos de segunda mano.

Acompañado de su pequeño hijo, ofrece esta alternativa para aquellas personas que quieren adornar su casa pero que no tienen los recursos para comprar un árbol nuevo.

“El precio de cada uno de estos arbolitos es de 4 dólares pero podemos recibir tres para que la gente se los lleve”.

 

Simón Henrique López

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad