Publicidad

La Virgen de la Paz

 

El 24 de enero se celebra el día de la Virgen de la Paz, la historia narra que la veneración a la Madre de Dios como Virgen de la Paz, proviene de España en el siglo VII después de Cristo, cuando un día de diciembre el arzobispo de Toledo llamado Ildefonso, entró a la iglesia de Santa María, en Toledo y notó que había una claridad fuera de lo normal; el testifica que la luz emanaba de la figura de la Virgen María que estaba sentada en la capilla.

Monseñor Idelfonso consideró el hecho como un milagro y un refuerzo a su veneración por la Santa Madre de Dios. De ahí en adelante, se dedicó de forma sistemática a difundir la experiencia como una gracia divina.

Otro acontecimiento que marca la veneración de la Santa Virgen de la Paz, se remonta al periodo histórico español, donde España estaba dominada por los musulmanes y ellos querían convertir la iglesia de Santa María de Toledo en un templo islámico. Durante un año asediaron la ciudad, pero sin razón conocida, se retiraron de repente desistiendo de sus objetivos y a pesar de que habían tomado el templo se lo devolvieron al sector cristiano.

Esta entrega ocurrió la misma fecha en que Monseñor Idelfonso reconoció la aparición de la Virgen, el 24 de enero. Esta situación ha sido tomada como la concreción de un acto milagroso por parte de la Virgen de la Paz.

En Venezuela, en el estado Trujillo, hay un gran monumento a la Virgen de la Paz, ahí vivía la etnia Escuque, descendientes de los chibchas, originarios de Colombia, que se asentaron en el occidente de Venezuela.

Por los años 1500 hubo un alzamiento indígena donde también intervinieron los indios Timotocuicas, todos fueron derrotados por los conquistadores españoles quienes implantaron entonces su cultura y sus creencias, incluso el culto a la Virgen de la Paz, y desde 1568 declararon a la Virgen de Nuestra Señora de la Paz como la patrona espiritual de Trujillo.

La edificación del monumento a la virgen de la Paz surgió como idea de la entonces Primera Dama de Venezuela, Betty Urdaneta de Herrera Campins y de la gobernadora de Trujillo, Dora Maldonado.

El monumento a la Virgen de la Paz es una colosal estructura conmemorativa de la Virgen María, realizada en concreto, levantada a once kilómetros al sureste de la ciudad de Trujillo, en Venezuela, con 46, 72 metros de altura, 16 metros de ancho, 18 metros de profundidad en la base y unas 1.200 toneladas.

Es la escultura habitable más alta de América, siendo centímetros más alta que la Estatua de La Libertad, en Nueva York. El monumento está ubicado a 1600 metros sobre el nivel del mar en la llamada Peña de la Virgen, donde se dice que apareció la Virgen en el año 1570 a varios vecinos del pueblo de Carmona.

Por la altura de la obra y el enclave de las montañas y la vegetación tropical, posee una vista panorámica espectacular de la región desde los cinco miradores; en un día claro se puede ver casi la totalidad del estado Trujillo, parte de la Sierra Nevada de Mérida y de la Costa Azul del Lago de Maracaibo; fue inaugurada el 21 de diciembre de 1983 por el entonces presidente de Venezuela Luis Herrera Campins, obra diseñada por el escultor Manuel de la Fuente y cálculos del ingeniero Rosendo Camargo.

Este monumento a la Virgen de la Paz erigido en el estado Trujillo, es una hermosa conmemoración, un significativo gesto que el pueblo venezolano ha realizado para mostrarle al mundo entero la necesidad de luchar para alcanzar una paz verdadera, una paz estable, tal como lo pide Dios y con Dios ¡siempre ganamos!

 

 

Con información de: 800Noticias

Publicidad

Publicidad

Publicidad