Publicidad

Matan a venezolano junto con su jefe en Colombia

Una cinta morada, atravesada en la puerta del supermercado de propiedad de Luis Rufino León Peñaloza, es el símbolo de la tristeza y el dolor de familiares, empleados y vecinos por el asesinato del comerciante, que se registró en plena Semana Santa.

Todo inició mal para los dolientes desde las 4:00 de la tarde del martes, cuando León salió en su camioneta marca Toyota Hilux, de placas A62AF1E, con rumbo al corregimiento Urimaco, en busca del albañil Yoelvis Jesús Fernández Sigala, quien también fue asesinado.

León y Fernández (oriundo de Venezuela), se conocían, debido a que el venezolano ya le había trabajado en algunas ocasiones anteriores como maestro de construcción en su negocio, ubicado en el barrio Ceiba II.

Por lo tanto, el comerciante iba a buscar a Fernández, para que le hiciera unos trabajos en la parcela que tenía en Urimaco, donde estaba construyendo una casa.

Los familiares de León le perdieron el rastro desde ese momento, por lo que al percatarse que tardaba en llegar a su casa, empezaron a llamarlo al celular pero el teléfono estaba apagado, lo que les dio un presagio de que algo estaba ocurriendo.

Sin embargo, aunque se inició la búsqueda, solo hasta el Jueves Santo, a las 3:30 de la tarde, uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta fueron alertados del hallazgo de dos cadáveres en la vía que conduce hacia Cormoranes, por el Anillo Vial Occidental.

En medio de una trocha con maleza, fueron descubiertos dos cadáveres que estaban descompuestos, por lo que al lugar arribaron miembros de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho) para practicar la inspección y el levantamiento, diligencia que permitió constatar el trágico final de Luis Rufino León Peñaloza y Yoelvis Jesús Fernández Sigala.

Los empleados y familiares del comerciante pidieron a la comunidad que los acompañara a las honras fúnebres.

Servicial

Los vecinos de la calle 6 con avenida 9 del barrio Ceiba II, recordaron a León Peñaloza como un hombre trabajador, alegre, servicial y muy cordial con sus vecinos, por lo que lamentaron el asesinato del comerciante.

“Uno no entiende cómo hay gente dedicada a hacerle daño a las demás personas. Don Luis era un hombre bueno”, dijo uno de los vecinos del lugar.
Asimismo, aseguró que León salía todos los días a las 2:00 de la madrugada a comprar verduras y la mercancía necesaria para el supermercado de su propiedad.

El sábado, los familiares de León eran entrevistados por miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, en busca de pistas que ayuden a esclarecer los móviles del crimen.

Los dolientes prefirieron no entregar declaraciones a la prensa. Por ahora, las autoridades analizan la hipótesis de que el hecho fue producto de un atraco, ya que la camioneta de León desapareció.

Fuente: La Opinión

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad