Publicidad

Max Verstappen es el nuevo campeón del mundo

El neerlandés Max Verstappen, piloto de Red Bull, se proclamó este domingo campeón del mundo de la Fórmula Uno, por primera vez, tras ganar en el circuito de Yas Marina el Gran Premio de Abu Dabi, el último del año.

Su principal rival por el título, Lewis Hamilton, terminó segundo y el español de Ferrari, Carlos Sainz, cerró el podio con su tercer lugar.

En una carrera que quedará para la historia de la competición, el neerlandés y el británico llegaron a medio oriente igualados en el primer lugar de la tabla con 369.5 puntos y el que finalizara por delante del otro sería el campeón mundial.

Verstappen partió en la «pole», mientras que Hamilton lo hacia a su lado en la segunda plaza. Apenas se apagaron las luces de los semáforos, el Mercedes salió disparado como una flecha negra hacia la primera curva y se adelantó al de Red Bull para tomar la punta de la carrera.

El joven de 24 años intentó recuperar su posición rápidamente en la recta posterior, pero al llegar a la curva no le dejó espacio al inglés para que doblara a la izquierda y tuvo que irse fuera de la pista para evitar el choque, con lo que mantuvo el primer lugar y no hubo penalización.

La carrera no entregó grandes emociones al comienzo, de hecho, el Mercedes parecía que volaba por todo el circuito de Yas Marina y ni siquiera con las paradas en pit para cambiar a neumáticos más rápidos, pudo hacerle afrente al extraordinario ritmo que mostraba Hamilton.

Sin embargo, faltando 5 vueltas para acabar el gran premio, Nicholas Latifi estrelló su Williams contra la pared forzando la aparición del auto de seguridad y es donde la carrera entró en la locura total.

Red Bull mandó inmediatamente a Verstappen a los pits para ponerle los neumáticos rojos (los más rápidos disponibles), mientras que Hamilton se quedó en pista con sus gomas blancas (las más lentas) de más de 30 vueltas contando con que podría llegar hasta el final y coronarse.

La competencia se reanudó en la vuelta 58 de 58 pautadas y el neerlandés decidió dejar el resto de talento, impetud, carácter y ganas de ser campeón que le quedaban para retar al británico en la recta posterior y adelantarlo al momento de llegar a la curva, la misma en la que se encontraron en el primer giro y en la que se definió la temporada.

Max Verstappen consiguió su primer campeonato del mundo en la categoría y se convirtió en el piloto más joven de la historia (con 24 años) en obtenerlo y acabar con la hegemonía que poseía Mercedes durante toda la era híbrida de la Fórmula 1.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad