Publicidad

Myanmar es un polvorín

Más de un centenar de personas permanecen bajo arresto, incluyendo la líder electa presidenta Aung San Suu Kyi

 

Miles de manifestantes antigolpistas en Myanmar salieron a las calles cuando un apagón de Internet no logró sofocar la creciente indignación por el derrocamiento de la líder electa Aung San Suu Kyi por parte de los militares.

 

La manifestación siguió a las protestas más grandes hasta la fecha el sábado, cuando decenas de miles salieron en ciudades de todo el país para condenar el golpe de estado que detuvo un experimento de 10 años con la democracia.

 

El aumento de la disidencia popular durante el fin de semana anuló un bloqueo nacional de Internet, similar en magnitud a un cierre anterior que coincidió con el arresto de Aung San Suu Kyi y otros altos líderes el lunes pasado.

 

Además de Aung San Suu Kyi y algunos de sus principales ayudantes, hasta ahora se ha detenido a decenas.

 

El número exacto de arrestos aún no se conoce, pero el grupo de monitoreo Asociación de Asistencia para Presos Políticos dijo el sábado que más de 150 personas aún están bajo custodia.

 

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad