Publicidad

Pensionados y jubilados en protesta: «Nos rebelamos ante el abandono del Estado»

Pensionados y jubilados de diversos sectores laborales del país protestaron una vez más en el centro de Caracas este domingo, 29 de mayo, Día Nacional del Adulto Mayor. Se reunieron para reclamar y comunicar sus exigencias ante lo que consideran una política de injusticia, abandono y discriminación por parte del Estado y del gobierno de Nicolás Maduro, que los sumió en la más profunda indefensión económica, de acuerdo con lo detallado en la proclama de la Coordinadora de Pensionados y Jubilados de Venezuela (Copenjuve).

El presidente de la Federación Nacional de Pensionados y Jubilados y miembro de Copenjuve, Emilio Lozada, recalcó que la principal exigencia que le hicieron al Gobierno recientemente, mediante la entrega de un documento, es que el cálculo de las pensiones del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) se ejecute según el artículo 91 de la Constitución, que establece la consideración del valor de la canasta básica alimentaria.

«Estamos una vez más en la calle para recalcar nuestra exigencia básica: la pensión del Seguro Social sobre la base del artículo 91 de la Constitución, así de simple y claro. Hay ingresos por la sección de minería y por la petrolera, entre otras. Como se lo dijimos hace poco al ministro de Trabajo saliente: hay dinero para los trabajadores, pero esos ingresos no están orientados a lo que es urgente y necesario», destacó Lozada.

En la proclama de Copenjuve, el conglomerado destaca que la seguridad social no existe en Venezuela y que en el Día Nacional del Adulto Mayor no hay motivos para celebrar, sino para rebelarse frente a una política discriminatoria del Estado. «Los adultos mayores tenemos derecho a vivir con dignidad (…) nos reunimos hoy no para celebrar, sino para rebelarnos ante la injusticia y el abandono a los que nos tiene sometidos de manera sistemática el Estado».

De pensionados a indigentes sociales
Otras de las voceras que participó en la protesta de este domingo fue la presidenta del Colegio de Enfermería de Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, quien advirtió que el Estado y el gobierno de Maduro convirtieron a jubilados y pensionados en indigentes sociales.

«Los hombres y mujeres que durante años les dedicaron sus vidas al servicio de la administración pública, a elevar la productividad del país, hoy se ven reducidos a seres olvidados que tienen que depender de la caridad de sus hijos para sobrevivir y que mueren de inanición, porque no tienen para vivir«, resaltó Contreras.

La vocera de uno de los sectores del golpeado sector sanitario nacional recalcó que la lucha de los trabajadores es una sola y es la misma para el personal activo, jubilados y pensionados.

Contreras resaltó que el Ejecutivo, mediante la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), vulnera los derechos de los trabajadores y en concreto de quienes conforman el sector sanitario, específicamente el área de enfermería, pues todas las primas correspondientes a los salarios fueron reducidas.

«El salario de una enfermera es de 246 bolívares mensuales y todas las primas sanitarias fueron recortadas, desde un 60% del salario base a 10%. Este es el reclamo que se está haciendo hoy en Caracas y en el resto de los estados: tenemos derecho a vivir con dignidad. Hay que decirle a Nicolás Maduro que los jubilados y pensionados no viven solo con promesas y mucho menos con bonos», explicó Contreras.

La protesta de pensionados y jubilados convocada para este domingo por la vocería de la Federación Nacional de Pensionados y Jubilados, así como por la Coordinadora de Pensionados y Jubilados de Venezuela, fue de carácter nacional en las diversas plazas Bolívar del país. En la ciudad capital, la manifestación se realizó en la plaza Caracas.

Con información de El Pitazo

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad