Publicidad

Precios de alimentos están de psiquiatra

En verdaderos peregrinos de la economía se han convertido en los últimos tiempos los consumidores del municipio Ribas del estado Aragua, debido a la irregularidad de los precios de los productos que se ofrecen en el mercado, principalmente aquellos relacionados con la cesta alimentaria.

Así lo hicieron saber algunos compradores que afirmaron que diariamente tiene que recorrer la ciudad de punta a punta para poder adquirir las mercancías a precios razonables.

“El caso es –dijo el consumidor David Pérez- que los precios en verdad están locos. Un producto está a un precio en una parte y al lado está mucho más caro. A mí me paso en Las Mercedes que compré un kilo de plátanos a 140 mil bolívares y luego lo vi, en un kiosco que estaba a pocos pasos, en 70 mil bolívares, pero ya los había comprado”.

Proteínas y frutas por las nubes

Las carnes es otro de los insumos que, según los compradores, no tiene patrón de precios,
“En la calle Rivas Dávila –afirmó el vecino Iván Suárez- que es donde está la mayoría de las carnicerías y charcuterías uno puede conseguir las carnes rojas desde novecientos y tanto, hasta setecientos y pico y el pollo, tanto el entero como el picado oscila entre 800 mil y 650 mil. Lo malo es que en el sitio donde está barata una cosa, la otra está muy cara, por lo que uno tiene que pasear todo el día para ahorrar un poquito”.

Josefina Yegres, ama de casa residente del centro de la ciudad se refirió al caso de los cambures.

“Es inaceptable –dijo- que esta fruta algunos la estén vendiendo hasta en 100 (mil) bolívares el kilo y otros en 35 o 40 (mil). Estoy segura que estos últimos no están perdiendo, entonces ¿Qué pretenden los otros, estafar a los clientes?”.

Por su parte José Galindo, visiblemente molesto, se refirió al caso de los huevos de gallina:

“Además que están muy caros –dijo- los venden al precio que les da la gana, unos casi en 400 mil bolívares y otros en 200 y pico. A veces uno los ve a un precio en una parte y cuando vuelve a pasar o se han acabado o están más caros. Ya no se puede comprar. Es necesario una supervisión por parte de las autoridades”. Finalizó diciendo.

Forma de pago condiciona el precio

A esto habría que añadirle el caso de algunos comerciantes, sobre todo os informales, que tienen dos o tres precios diferentes para un mismo producto, dependiendo la forma de pago, es decir si la cancelación se hace en efectivo, tarjeta de débito, pago móvil o en dólares.

Es de hacer notar que aun cuando se intentó recoger la versión de los comerciantes acerca del porqué de esta disparidad en los precios de algunos productos, ninguno quiso declarar al respecto.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad