Publicidad

Prevén más racionamientos en 2019

Experto vaticina que el gobierno se verá obligado a implementar un programa ortodoxo de la economía

Eduardo Fortuny es director ejecutivo de Dinámica Venezuela, una empresa creada en 2010 que se dedica al ramo de la información y análisis de calidad como soporte para la toma de decisión de las empresas privadas.

 

El experto hace un bosquejo de lo que vendrá a partir de enero, se refiere así a la continuidad del proceso hiperinflacionario un aspecto que presenta como novedad que vendrá acompañado de “una crisis energética” producida por la disminución severa de los volúmenes de producción de Pdvsa.

 

La empresa insigne de la industria petrolera nacional cierra 2018 con una producción de 1.000.000 B/D, pero las proyecciones de Dinámica Venezuela estiman que “podría terminar cayendo a 650.000 B/D”.

 

La subida de los precios de la cesta venezolana en 50% y el default de deuda externa han beneficiado al país, porque “han compensado la caída de ingresos”.

 

Fortuny estima que en 2019 “un racionamiento más severo de combustible y energía en el mercado interno, luce inminente”, incluyendo gasolina, gas y electricidad.

 

El experto señala que por primera vez, desde 1998, el gobierno se percata, en agosto de este año, de la situación inflacionaria y “toma medidas en materia fiscal, cambiara y monetaria”. Esto propiciará un ciclo de “ajustes y desajustes” cada vez más cortos.

 

A la larga “cuando su creatividad haya sucumbido ante la pérdida de confianza en la moneda” el gobierno “tendrá que implementar un programa ortodoxo para corregir el origen del proceso hiperinflacionario”, vaticina Fortuny.

 

El año que viene “seguirá dolarizándose la economía, a un ritmo más acelerado” lo que “constituye un eje fundamental para entender la transformación que está sufriendo el aparato económico nacional”.

 

Fortuny visualiza una reducción sistemática de los ingresos petroleros, “mientras que las remesas y exportaciones sufrirán un incremento”.

 

“En un futuro, relativamente corto, esas curvas se van cruzar lo que redundará en más ingresos externos en manos del sector privado y menos flujo de divisas en manos del sector petrolero gubernamental”, explica.

 

El experto afirma que esa situación consolida la economía del “resuelve” y da al traste con la economía del “subsidio”, que por muchos años permitió que el gobierno “consolidara  su base de apoyo político”.

 

Venezuela verá el fin de su patrón de consumo de país rico petrolero y pasará a asumir patrones de  consumo de países más pobres.

 

 

Loading...


Acerca del Autor

Gustavo Gil

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Periodista de amplia trayectoria en distintos medios que abarcan la prensa escrita, semanarios, radio y televisión. Actualmente ejerce libremente su profesión, es asesor institucional y de imagen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad