Publicidad

¿Qué dijo la OMS sobre la efectividad de las vacunas frente a las variantes del covid-19?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que todas las vacunas aprobadas contra el covid-19 son eficaces para las distintas variantes del virus. Además, aseguró que sigue con atención el contagio de las principales cepas.

En Europa alrededor del 13% de la población ya está totalmente vacunada y al menos un tercio de la población ha recibido la primera dosis. Los casos de covid-19 han disminuido notablemente en la región, pasando de 1,7 millones en abril a 685.000 en mayo. Una disminución del 60%.

Los expertos estiman que entre el 80% y el 85% de la población debe estar vacunada para alcanzar la inmunidad de rebaño, que es el fenómeno que se observa cuando se rompe la cadena epidemiológica debido al alto porcentaje de personas inmunes y crea una protección indirecta para aquellos que no son inmunes.

Según datos del portal Statista, el país que está más cerca a alcanzar la inmunidad de grupo es Israel, con aproximadamente el 58% de su población vacunada. En Latinoamérica, región en la que se registra el 30% de los fallecidos por el virus, Chile es el país con más vacunados: el 34% de su población. Mientras que Venezuela es el que peores cifras tiene, con el 0,8% y apenas 250 mil dosis administradas, según el portar Our World in Data.

Hasta la fecha no se ha podido determinar el número exacto de cepas del virus; sin embargo, estas son las que más preocupación causan: la descubierta en Brasil (P1) y cuyos estudios determinan que puede volver a contagiar a los que ya pasaron la cepa original; la descubierta en Reino Unido (B.1.1.7), cuyo indice de mortalidad es más alto que la cepa original; la cepa de Suráfrica (B.1.351) y la cepa de la India (B.1.617), que ha cobrado mayor relevancia en las últimas semanas.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Generalmente las vacunas son versiones atenuadas o inactivas de los virus que generan una respuesta del sistema inmunológico; producen anticuerpos para eliminar los antígenos, a su vez el cuerpo recuerda estos antígenos de manera que en caso de un contagio reaccione de una manera más rápida sin darle tiempo al virus de reproducirse.

La desventaja que tiene este método es que el sistema inmunológico solo reacciona al virus que estaba presente en la vacuna, esto quiere decir que no protegería a la persona de un virus similar o de una cepa diferente.

Las vacunas contra el covid-19 se dividen en tres tipos y los tres  sirven contra cualquiera variante del virus. La bioanalista María Bello explicó para El Diario que las tres vacunas parten de la idea de usar una proteína en lugar del virus completo; esta proteína es una de las que se encuentran en el virus y una de las que hace más contagioso al virus, por lo tanto, todas las cepas que representen un peligro la tienen.

Las vacunas ARNm usan ARN con los “planos” para la proteína, que por sí sola es inocua, y les da instrucciones a las células para copiarla. El organismo reconoce que esa proteína no debería estar presente y crea linfocitos T y B para combatirla. Las vacunas Moderna y Pfizer/BioNTech son unas de las vacunas de este tipo que están en el mercado.

Las vacunas de vectores contienen una versión modificada de otro virus y dentro material del virus del covid-19, esto es llamado vector viral. El material genético les da instrucciones a las células para que produzcan la proteína que luego despierta la misma respuesta en el organismo y la elimina. AstraZeneca y la Sputnik V pertenecen a esta categoría.

En cuanto a las vacunas de subunidades proteicas, estas incluyen en la dosis porciones inocuas de la proteína que activan inmediatamente los anticuerpos necesarios para combatirla. Las vacunas procedentes de China son de este tipo.

Todas tienen en común es el uso de la proteína en lugar del virus completo. Siempre y cuando el virus que produce el contagio tenga la proteína, la reacción del sistema inmunológico será efectiva.

Sin dormirse en los laureles

A pesar de los buenos resultados, la OMS llama a mantener la prudencia y a no olvidar que la pandemia sigue siendo una amenaza muy real y llena de incertidumbre.

Las vacunas pueden ser la luz al final del túnel, pero no podemos cegarnos por esa luz”, expresó este jueves el director regional de la OMS para Europa, Hans Henri Kluge, durante una rueda de prensa.
Comparte en
En relación con la flexibilidad en el tránsito, Kluge asegura que “Vamos en la buena dirección, pero tenemos que mantenernos vigilantes. El incremento de la movilidad, de las interacciones físicas y de las reuniones puede conllevar a un aumento de la transmisión en Europa. La reducción de las restricciones sociales tiene que llevarse a cabo en paralelo a un aumento en la detección, el rastreo y la vacunación. No hay riesgo cero”.

La OMS mantiene la recomendación de evitar los viajes internacionales para controlar la propagación del covid-19 y evitar la dispersión de nuevas cepas.

Fuente: Diario de Miami

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad