Publicidad

Se incrementa la violencia en Birmania

A media semana, otras 38 personas murieron durante una manifestación

Dieciocho personas murieron durante las más recientes demostraciones populares y alzamientos contra el gobierno militar. El clima de violencia crece mientras grupos étnicos armados se suman a las manifestaciones.

Thomas Andrews, relator especial de Naciones Unidas, insiste en imponer «un embargo de armas». Andrews reclamó además «sanciones económicas selectivas» contra los generales birmanos, cuya represión, que incluye disparos de munición real, dejó al menos 38 personas muertas el miércoles 3 de marzo, en la jornada más sangrienta desde el golpe militar.

Pese al temor a las represalias, el país asiático vive una nueva jornada de movilizaciones. En el barrio San Chaung de Rangún, la capital económica, los manifestantes se protegían de las fuerzas del orden, como en días anteriores, detrás de barricadas improvisadas construidas con neumáticos viejos, sacos de arena y alambres.

 

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad