Publicidad

Sefardíes defraudados protestan en consulados de España

Los descendientes de judíos expulsados de España en 1492, a quienes a través de una Ley promulgada en el año 2015, conocida comúnmente como «Ley de Sefardíes», les prometieron la reparación histórica concediendo la nacionalidad española, han realizado protestas pacíficas en consulados de España para reclamar sus derechos vulnerados por un cambio de criterio sin precedentes durante la administración de Pedro Sánchez.

Entre las protestas más destacadas figura la realizada en el consulado de España en Nueva York. Allí se reunieron los afectados junto a la congresista por Nuevo México, Teresa Ledger:

«Manifestación hoy frente al Consulado Español. La congresista NM Teresa Léger Fernández estuvo allí y habló apasionadamente en nombre de aquellos de nosotros a los que se nos ha negado la ciudadanía española o aquellos, como yo, a los que no hemos oído nada del Gobierno español después de 25 meses de espera.

Cuando aprobaron esta ley en 2015, fue un movimiento sin precedentes hacia la reparación por su maldad histórica, pero ahora que la administración ha comenzado a rechazar solicitudes, parece una nueva afrenta y un nuevo insulto.
Esperando que la manifestación de hoy lleve a España a abandonar su locura y seguir las directrices de su propia ley.»

Esta protesta ha inspirado a grupos de sefardíes organizados para reclamar sus derechos en los consulados de España en las ciudades de los países con mayor número de afectados. Entre ellas: Caracas, Bogotá y Monterrey.

Situación actual

A lo largo del año 2021 la prensa internacional ha documentado con asombro las repentinas irregularidades cometidas por el Ministerio de Justicia español a la hora de procesar nacionalidades a descendientes de sefardíes que aplicaron a la Ley 12/2015. Medios como «The New York Times», «El Mundo de España», «Univisión», «Jewis Telegraphic Agency», «El Clarín», entre otros; han cubierto las denuncias de los afectados.

En resumen, un  cambio de criterio aplicado este año por funcionarios españoles, de manera retroactiva a la hora de evaluar los medios probatorios que determinan la condición sefardí del solicitante, es lo que ha provocado las denegaciones masivas de nacionalidad española.

Cabe recordar que desde el mes de octubre del año 2015, hasta diciembre del año 2020, sólo se habían registrado tres denegaciones de nacionalidad. Pero, a partir del año 2021, sólo en el primer semestre se contabilizaron 2512 rechazos. Abogados expertos en la materia, estiman que este año puede cerrar con más de 5000 solicitudes denegadas. A pesar de haber presentado, en la mayoría de los casos, los requisitos que exige expresamente la Ley.

Respuesta del Ministerio de Justicia

Ministra de Justicia, Pilar Llop

Lo que ha sido hasta ahora un escándalo a nivel mundial por el extraño proceder administrativo de España, obligó a una respuesta por parte de los funcionarios responsables.

El Ministerio de Justicia, a cargo de Pilar Llop; y específicamente La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, a cargo de Sofía Puente Santiago, afirman que por una alerta de fraude emanada del Consulado de España en Bogotá en el año 2018 comenzaron en el año 2021 a evaluar de manera rigurosa cada caso.

No obstante, esta alerta puntual fue atendida por las autoridades hace más de tres años. Nada afectó el proceso general y riguroso que realizaron las comunidades judías avaladas por la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) para certificar la condición sefardí del solicitante.

También, los Notarios españoles fueron estrictos a la hora de constatar que los firmantes aportaron los documentos que exigía la Ley.

Sofía Puente Santiago, directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública

Además, en el año 2018 el presidente de la FCJE para aquel entonces, Isaac Querub, explicó que ese centro de estudio emitía la certificación final sólo con la comprobación de la legítima pertenencia familiar sefardí.

“Que haya gente que no acuda a la comunidad sefardí en Colombia y nos intente engañar, pues estamos muy preparados con un equipo muy ducho.”; respondió para una entrevista concedida el año 2018 al medio RCN Radio.

Posición de la FCJE

Ante esta grave situación, la FCJE ha mantenido una posición institucional afín al gobierno español. El Presidente actual de la Federación, Isaac Benzaquén Pinto, ha manifestado en artículos de opinión y en entrevistas sobre este particular, su agradecimiento a las autoridades:

La FCJE declaró para Univisión que «está satisfecha con el proceso de nacionalización a personas de origen sefardí» y al mismo tiempo agradece «el trabajo riguroso del Ministerio de Justicia».

En un artículo que escribió en el diario El País, Benzaquén afirmó que los calificativos de antisemitas o nueva inquisición, para el Gobierno Español, son fuera de lugar e irresponsables. También manifestó su confianza en el Estado de derecho español, y en los recursos ante decisiones de la Administración que el ciudadano considere contraria a sus intereses.

No obstante, se ha podido constatar que la FCJE ha demostrado desconfianza ante los certificados emitidos por las mismas comunidades judías del mundo que avaló en un principio para este fin. Es decir, no acepta la homologación de estos certificados de origen sefardí, a pesar de incluirlos en su página web como medios probatorios.

Presidente de la FCJE, Isaac Benzaquén, Pinto

Esta desconfianza por los descendientes de judíos anusim (aquellos que fueron obligados a abandonar la fe judía), ha convertido el proceso de certificarse con la FCJE, arbitrario e incoherente. Así lo explica el señor Ramírez Arellano, cuyo nombre verdadero pidió mantener en el anonimato para evitar ser rechazado.

«La verdad tiene que ser contada porque muchos solicitantes nos sentimos desprotegidos y atropellados. Pero callamos porque necesitamos el certificado para no perder nuestro dinero y tememos represalias. Estoy seguro que muchos en mi situación van a sentirse identificados con mi testimonio.

En primer lugar, la plataforma de la FCJE colapsó, no tenía la capacidad para atender un volumen de aplicaciones tan alto. Esto trajo como consecuencia que para emitir un Certificado de Origen Sefardí podía tardar hasta 1 año.

Luego, invirtieron en la plataforma y lograron agilizar un poco la atención a los solicitantes, promediando entre 3 y 6 meses para responder por la vía regular. Digo la vía regular ya que tengo conocimiento de solicitudes exprés a través de otro despacho de abogados, que por cierto, avalan con vehemencia la actuación del Ministerio de Justicia.

Cuando comenzaron las denegaciones masivas después del primer trimestre de este año, de manera intempestiva cerraron la oportunidad de solicitar el certificado de la FCJE. Dejando a miles de sefardíes que estaban en proceso de mejorar sus expedientes sin la posibilidad de obtenerlo.

Pero…si lograbas aplicar, el problema real surgía cuando entraban a decidir la condición sefardí del solicitante. Muchos de los medios probatorios que informaron en el instructivo de su página web oficial no fueron aceptados. Los requisitos no fueron iguales para todos los solicitantes. Y a última hora, incorporaron más exigencias.

Por otra parte, los funcionarios encargados de evaluar los estudios genealógicos no mostraban conocimiento de la historia, los años de creación de los registros civiles, el contexto sefardí de cada país o las pruebas documentales posibles para la época.

Por ejemplo, nombres y apellidos que son muy específicos en aldeas muy pequeñas en los años 1600s, te exigían dos nombres y dos apellidos en las pruebas documentales; sin evaluar el contexto histórico y la genealogía completa del solicitante. Desconocían el trabajo de los genealogistas profesionales, colocaban trabas intransigentes de forma y no de fondo.

En definitiva, estaban predispuestos al rechazo, no presumían nuestra buena fé y nos trataban como si estuviéramos diciendo una mentira. Incluso, llegaban a contabilizar 3 advertencias, calificadas como «AVISOS» para rechazar el caso y cerrar el portal.

Como podrás ver, es una situación penosa cuando lo único que atendimos fue a un llamado de reparación histórica. Cumpliendo con los lapsos y requisitos de la Ley, la cual acepta certificados de origen sefardí del país de nacimiento, o residencia del solicitante; pero también le otorga especial medio probatorio al emitido por la FCJE.

Al final, siento que fue una oferta engañosa, donde la FCJE escudado en su reserva de derecho de admisión, no la exime moralmente de su actuación. Además, como esta forma de actuar ha sido masiva, existen miles de solicitantes que documentaron el maltrato. Sin duda, en algún momento, los responsables explicarán porqué actuaron de esta manera».

Situación de los denegados

Los sefardíes que fueron denegados por el Ministerio de Justicia de España, en su mayoría, han interpuesto un recurso de alzada ante la misma administración para solicitar la reconsideración del fallo negativo.

Este medio tiene conocimiento que en más de 10 casos han resultado favorables los recursos de alzada, en un lapso promedio entre 2 y 4 meses después de haberlos introducido. En algunos casos, los solicitantes lograron brincar todas los obstáculos de la FCJE y subsanaron con estos certificados de origen sefardí.

Sin embargo, los que introdujeron únicamente certificados emitidos por asociaciones israelíes del lugar de nacimiento o residencia, aún no reciben respuestas favorables tras la implementación del nuevo criterio. Incluso, tuvimos acceso a una denegación donde el Ministerio de Justicia de España afirmaba que un certificado de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV) no fundamentaba la ascendencia sefardí del solicitante.

De esta manera, abogados afirman que nuevamente la administración española contradice a la propia Ley Sefardí que expresamente lo describe como un medio probatorio. Además, actuando en contra de sus propios actos, ya que han aprobado miles de nacionalidades con este certificado. Así como también, desestimando a la propia FCJE que avaló a esta institución para certificar el origen sefardí de los venezolanos en este caso.

Esta nueva situación irregular abren interrogantes: ¿Un funcionario del Ministerio de Justicia español está facultado para determinar el origen sefardí de un solicitante? ¿O son las comunidades sefardíes de cada país quienes pueden constatar el origen del solicitante?

Finalmente, los abogados creen que el número de respuestas a los recursos de alzada actualmente es reducido para los miles interpuestos. Como consecuencia, ante el peligro del rechazo por silencio administrativo, muchos tendrían que acudir a los tribunales para dirimir esta controversia ante un juez. Lo que significaría un gasto de dinero mayor y considerable para los solicitantes.

España de cara al mundo

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden junto al Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Este año ha sido público y notorio el distanciamiento entre España y sus aliados históricos a nivel mundial. Por citar un ejemplo, Estados Unidos excluyó al país de una gran iniciativa de la Casa Blanca contra el ciberchantaje.

El Consejo de Seguridad Nacional de la presidencia estadounidense citó de forma virtual el pasado 13 de octubre a representantes de 30 países para coordinarse frente a ese creciente problema. No obstante, el Gobierno de España no estaba en la lista de invitados.

La ausencia en este foro de España, que tradicionalmente ha sido un estrecho socio de Washington, se sumó a meses de desencuentros por su política hacia latinoamericana y recientemente contra judíos sefardíes.

Esperanza latente por el «retorno a Sefarad»

Luego de un año de incertidumbre, los descendientes de judíos sefardíes no pierden la esperanza del «retorno a Sefarad». En su mayoría jóvenes con un gran futuro, profesionales exitosos, adultos en edad de retiro, solventes y bien asesorados que están dispuestos a luchar por sus derechos.

Como en todo proceso colectivo, existen los que obran de buena fé, los honestos; y otros, oportunistas que se aprovechan de la desesperación ajena.

En la mayoría de los casos, los solicitantes esperan una resolución favorable por la vía administrativa apegada a la Ley. El sentimiento predominante de los entrevistados es que prevalezca el estado de derecho y la empatía de las instituciones involucradas, ante las molestias innecesarias causadas.

 

 

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad