Publicidad

Clínica de Prevención del Cáncer Rubén Merenfeld de La Victoria

Sociedad Anticancerosa de La Victoria, institución que se niega a morir

Actualmente, además de oncología, la institución presta servicios de Ginecología, Medicina General, Medicina Interna y Ecografía

 

A comienzo de la década de los 70´s, por iniciativa del Rotary Club, de la Cámara de Comercio e Industria del Distrito Ricaurte y de otras instituciones de la ciudad; aunada al empeño de un grupo de personas de bien, encabezadas por Don Milled Younes (hoy lamentablemente fallecido). En una vieja casona de la calle Rivas Dávila se funda la Clínica de Prevención del Cáncer “Rubén Merenfeld de La Victoria”.

Esta institución venía a cubrir una importante necesidad de los victorianos, sobro todo la de aquellos que no contaban con los recursos para trasladarse a Maracay o Caracas; para hacerse los exámenes de despistaje de la terrible enfermedad.

Con el tiempo la “clínica del cáncer” como la llamaban popularmente los ciudadanos de a pie, comenzó a crecer y a finales del Siglo XX; el gobierno municipal de Ribas, presidido para entonces por el Alcalde Ismael Concepción García, que le cede en calidad de comodato un inmueble.

La localidad ubicada en la urbanización Campo Elías a la entrada de la Zona Industrial Soco; realiza todo un proyecto para ampliar, modernizar y dotar a la clínica de los equipos necesarios ya no para diagnosticar y referir; sino para tratar directamente a los pacientes.

Durante mucho tiempo esta institución sirvió de referencia y apoyo para todos aquellos que la necesitaban; no obstante, la situación difícil que vive el país afecta a esta “clínica del cáncer”.

En varias oportunidades ha estado en peligro de tener que cerrar sus puertas, según señala el Presidente de la Sociedad Anticancerosa de La Victoria, Ángel Rafael Acero.

 

“En primer lugar, la mayoría de todos aquellos que en un principio apoyaron a la clínica han muerto o se han ido del país; después está el aumento exagerado en los precios de los insumos que, como es sabido, hay que comprarlos en dólares. Recientemente, nos hemos topado con la falta de médicos especialistas ya que muchos profesionales también han emigrado”.

Ángel Rafael Acero, Presidente de la institución

 

Las dificultades no los ha detenido  

“El año pasado -prosigue Acero- con el objetivo de mejorar los ingresos de la clínica, decidimos ampliar los servicios más allá de la atención oncológica; abrimos consultas de diferentes especialidades a un costo realmente irrisorio si se compara con el de cualquier institución privada, pero como ya dije, nos topamos con la falta de profesionales debido al éxodo masivo”.

“Actualmente -especificó el declarante- contamos con los servicios de ginecología, medicina general, medicina interna y ecografía; las consultas que en la calle cuestan entre 20 y 50 dólares, aquí la ofrecemos todavía en 800 mil bolívares de los cuales el 30 por ciento va al especialista y el resto a la institución. Este es otro factor que dificulta el reclutamiento de personal, ya que pocos están dispuestos a trabajar por tan poco”.

“De todas formas -finalizó diciendo Ángel Acero- aquí estamos hasta que Dios lo permita e invitamos a todos los victorianos a acudir a esta que es su clínica, y que entienda que los servicios, no por ser económicos son de baja calidad”.

 

La Clínica Anticancerosa cuenta con modernas instalación que actualmente está siendo sub utilizadas
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad