Publicidad

Un español engañó a Hitler y vivió su retiro en Venezuela

Joan Pujol, alias “Garbo”, era un español de origen catalán que jugó un rol fundamental para despistar a Hitler y lograr el éxito en la operación militar conocida como el Desembarco de Normandía, durante la Segunda Guerra Mundial.

A propósito del 77 aniversario de la batalla épica que logró herir de muerte a las fuerzas nazi por parte de los aliados, se revelaron documentos británicos desclasificados que cuentan la historia del barcelonés que se convirtió en un agente doble para los británicos y los alemanes.

Pujol nació en Barcelona en 1912 en una familia de clase media. En la Guerra Civil española (1936-1939) vivió su primera experiencia de desdoblamiento. El conflicto le sorprendió en el lado republicano pero acabó desertando al franquista.

Al principio, los británicos habían rechazado sus servicios, sin embargo, vieron que podían sacar provecho a Pujol y lo contrataron como agente doble y lo trasladaron a Londres en abril de 1942.

El MI5 describía a «Garbo» como:

 «Sencillo y sensacionalista, gran ingenuidad y un fervor apasionado y quijotesco por su trabajo», añadía el informe desclasificado.

Aparentemente motivado por su odio al fascismo y al comunismo adquirido en la Guerra Civil española- empezó su carrera transmitiendo a los alemanes información falsa sobre el Reino Unido que inventaba viviendo en Lisboa, aunque los alemanes se habían animado a contratarlo cuando los visitó en la embajada en Madrid porque les aseguró que iba a establecerse en Londres.

Toda la información, junto a su red de espías era inventada y la elaboraba con «una guía turística, un mapa de Inglaterra y unos horarios de trenes desfasados», según un informe del MI5 fechado el 12 de julio de 1943.

El régimen de Hitler nunca descubrió el engaño y llegó a recompensar a este barcelonés con la Cruz de Hierro, casi al mismo tiempo que lo condecoraban los británicos.

El gran aporte de Pujol para la historia de la Segunda Guerra Mundial fue convencer a los nazis de que el gran desembarco aliado de Normandía iba a ser en otro lugar.

Pujol dijo a Berlín que «el presente ataque era una operación de distracción a gran escala con el propósito de establecer una sólida cabeza de puente para atraer al máximo número de reservas alemanas y retenerlas ahí de cara a dar un segundo golpe con éxito asegurado», narró Tomas Harris, el agente a cargo de asesorar a Garbo, en un informe oficial del 13 de junio de 1944.

«Les dio motivos por los que el segundo asalto iba a ser en Pas de Calais», añadió.

El historiador británico Christopher Andrew, el biógrafo oficial del MI5, lo describió, con ocasión de la desclasificación de documentos, como «el agente doble más importante de la Segunda Guerra Mundial y posiblemente de todo el siglo XX».

Tras la guerra, Pujol se mudó a Angola y ahí se falseó su muerte, un recurso tradicional de los servicios de inteligencia. Se mudó a Venezuela, donde empezó una nueva vida y murió en 1988, aunque antes regresó a España y dio a conocer su historia en diversas entrevistas.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad