Publicidad

Una nueva amenaza de Putin

Atacarán a los países que impongan una zona de exclusión aérea sobre Ucrania

El presidente Vladimir Putin amenazó con atacar a los países de Occidente que impongan una zona de exclusión aérea sobre Ucrania

El mandatario ruso afirmó que “cualquier movimiento en esta dirección” será considerado como parte del conflicto.

“Oímos por ahí que es necesario implantar una zona de exclusión aérea sobre el territorio de Ucrania”, dijo Putin que considera que este tipo de acciones “se puede hacer desde el territorio de algunos Estados vecinos”.

“Cualquier movimiento en esa dirección será considerado por nosotros como una participación en el conflicto armado por parte de ese Estado desde cuyo territorio se crean amenazas a nuestro país”, subrayó.

Al sur de Ucrania continúan los ataques y el bloqueo a la estratégica ciudad de Mariupol. Las autoridades de la localidad, que se encuentra en severa crisis debido al asedio ruso, han pedido un alto al fuego para la instalación de un corredor vial.

Los aliados occidentales continúan la coordinación de acciones para sancionar al régimen de Vladimir Putin por su decisión de avanzar sobre el territorio ucraniano.

El ataque a la central nuclear de Zaporizhzhia ha generado un nuevo foco de rechazo y preocupación para la comunidad internacional.

Blinken llegó a Polonia

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ratificó desde Polonia su apoyo a ese país, la principal vía de escape para refugiados que huyen de la guerra en Ucrania, mientras abordaba con su Gobierno un incremento de la aportación a la seguridad polaca.

Blinken, la más alta personalidad diplomática norteamericana de la administración Biden que ha visitado Polonia, se reunió en la ciudad de Rzeszów (sur) con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, donde ambos se mostraron de acuerdo con reforzar el flanco Este de la OTAN.

El secretario de Estado anunció la decisión de Washington de donar 2.750 millones de dólares en suministros humanitarios para los refugiados en Ucrania y Polonia, país del que alabó “su liderazgo y rapidez en responder a la crisis humanitaria” desencadenada tras la “invasión de Ucrania”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad