Publicidad

Washington preocupado por engaño de España a sefardíes

Las solicitudes a la nacionalidad española por origen sefardí rechazadas por la administración de Pedro Sánchez ha molestado a funcionarios en Washington. Así lo reseña The New York Times, luego de culminar el pasado viernes la gira del presidente español por Estados Unidos.

La congresista demócrata por Nuevo México, Teresa Leger Fernández, comentó al New York Times que había tratado el tema con la Casa Blanca y el Departamento de Estado. De acuerdo a la funcionaria, ha recibido muchas quejas de solicitantes en su distrito.

Representante al Congreso de Estados Unidos por Nuevo México, Teresa Leger Fernández

«Su negativa es peor que si no hubieran ofrecido la ciudadanía»…»Es un ejemplo de cómo no hacer reparaciones». Dijo la congresista al medio norteamericano.

Desde el año 2015 España abrió la oportunidad a descendientes de judíos sefardíes para obtener la nacionalidad española. Tras la promulgación de la Ley 12/2015, se reconoció uno de los mayores actos de injusticia de la humanidad, como lo fue la expulsión de judíos de su propia patria.

Entre los años 2015 al 2020, todo había fluido de acuerdo a la expectativa de reparación de la Ley. Miles de nacionalidades españolas concedidas durante este periodo según los requerimientos establecidos por la norma.

Sin embargo, a partir de finales del año 2020, funcionarios que habían aprobado solicitudes, cambiaron de manera repentina el criterio de evaluación de la condición sefardí. Ahora muchos afirman ser víctimas de una injusticia, a raíz del inesperado cambio de criterio. 

En el año 2021 rechazos masivos, e incluso revisiones a las nacionalidades concedidas, han dejado atónitos a especialistas en derecho. Sefardíes de Estados Unidos, México, Venezuela y Colombia han sido los más afectados.

Respuesta del Ministerio de Justicia de España

De acuerdo a The New York Times, el Ministerio de Justicia de España, aseguró que se encargaba de cumplir la ley y que era natural que tuvieran que rechazarse muchos de los casos.

Quienes cumplieron los requisitos son bienvenidos «de nuevo al que es su país pero, de igual manera, los que no acrediten los requisitos de la ley, verán su solicitud denegada como ocurre con cualquier proceso».

¿Por qué es considerado un atropello de España?

La respuesta del Ministerio de Justicia de España no especifica detalles del porqué cambió de manera repentina el criterio para evaluar la condición sefardí de los solicitantes.

El nuevo criterio aplicado por Sofía Puente Santiago, directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública; junto a María del Mar López ÁlvarezSubdirectora Adjunta del Área de Nacionalidad y Estado Civil de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública; modifica la Ley 12/2015 mediante circulares administrativas y no mediante el congreso español como demanda la constitución.

Sofia Puente Santiago, Directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

El gobierno español hasta el momento no ha mostrado disposición para la revisión de actuaciones de sus funcionarios en este caso. No obstante, cabe recordar que el Ministerio de Justicia fue recién asumido por Pilar Llop, quien recibe esta situación sin precedentes.

Todo indica que por los momentos, los sefardíes están siendo nuevamente atropellados. Únicamente a la espera de la revisión en tribunales que ya reciben demandas.

Imagen que deja la administración Sánchez en Estados Unidos

Pedro Sánchez camina por las calles de Nueva York.

La misión del presidente español, Pedro Sánchez, durante su gira económica por Estados Unidos era situar a España en el «radar». Reuniones con importantes inversionistas de Nueva York, Los Ángeles y Silicon Valley para atraer capital a España. Necesario para la etapa de recuperación que se abre tras el fin de la pandemia.

Grandes compañías estadounidenses, como Bloomberg, BlackRock, Appel, Microsoft, HP, Netflix o HBO; fueron persuadidas por Sánchez a remontar juntos la crisis económica derivada de la pandemia; asegurando de que España es el lugar adecuado para potenciar esa «necesaria» alianza entre el sector público y el privado.

No obstante, las grandes compañías norteamericanas evalúan el «moral hazard» o riesgo moral a la hora de invertir. Es decir, la integridad de los gobiernos y su respeto al imperio de la ley son ponderados a la hora de afianzar relaciones económicas. La lucha contra la discriminación de cualquier tipo suele ser un punto de honor para las empresas más grandes de Estados Unidos.

En el caso del atropello a sefardíes, es bien conocido la integración de la comunidad judía entre los factores económicos norteamericanos. Además, los solicitantes en su gran mayoría son profesionales exitosos dispuestos a aportarle valor España. En ese sentido, pareciera un despropósito de la administración Sánchez ante las iniciativas que promueve en Estados Unidos.

 

 

Artículo publicado por The New York Times

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad