Publicidad

¿Cuál fue la relación de Stephen Hawking con Dios?

El físico Stephen Hawking una de las mentes más brillantes de nuestro tiempo, sorprendió al mundo por tener una enfermedad llamada esclerosis lateral amiotrófica (ELA) una enfermedad neurodegenerativa que le fue diagnosticada a los 21 años y que los médicos le habrían dado una esperanza de vida de apenas tres años, sin embargo superó ese tiempo convirtiéndose en un caso extraordinario que cualquier persona hubiese considerado un milagro. Vivió atado a una silla de rueda en que solo se podía expresar con sofisticado mecanismo que hacía con los movimientos de sus mejillas atados a sus lentes. Con esto comunicaba sus ideas al mundo.

 

Hawking agregó en la publicación de un libro llamado «El gran diseño» lanzado en el 2.010 aseguró que el universo surgió de la nada y de forma espontanea como una consecuencia inevitable de las leyes de la física, en resumen para el célebre físico Dios no era necesario para explicar el origen de todo.

 

En ese libro a pesar de no necesitar a Dios para la explicación y también deja abierta la posibilidad de la existencia, pero, ni la afirma ni la niega.

 

También en el referido libro indicó que si nosotros logramos entender el origen y la estructura del universo, cosa que según él estamos a punto de lograr, podríamos rebobinar por completo la película sobre nuestro origen en todo el universo.

 

Según explicó Hawking esta, después del Big Bang el universo se expandió a una velocidad mayor que la luz y en ese proceso se pudieron haber creado otros universos, como si se tratara de una olla de agua hirviendo donde aparecen y se chocan cientos de burbujas. Esa postura, más conocida como la teoría de los multiversos, da luces sobre qué pasó antes de la gran explosión.

 

Con todas estas teorías que realizó echando a un lado la teoría creacionista (que indica que el universo fue creado por Dios) y prácticamente indicando que el universo salió por generación espontanea, en algún punto pareciese que el se quiso estar divorciado de Dios, a pesar de que como dirían varios teólogos es una muestra viva de un milagro ya que su esperanza de vida con la enfermedad que tenía era de apenas tres años y vivió 55 años padeciendo la grave afección conocida de forma abreviada como ELA.

 



Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad