Publicidad

Noruega despliega primer parque eólico acuático de gran escala

La compañía petrolera noruega Statoil va a erigir el primer parque eólico flotante del mundo en aguas escocesas.

La compañía petrolera noruega Statoil va a erigir el primer parque eólico flotante del mundo en aguas escocesas. Así los reseña El Mundo de España.

Tras recibir luz verde a comienzos de semana por parte de las autoridades británicas, la empresa energética escandinava anunció que invertirá unos 215 millones de euros en el parque piloto Hywind de Aberdeenshire que, con una capacidad de 30 megavatios, proporcionará energía a 20.000 hogares una vez concluido, a finales de 2017.

Emplazado a 30 kilómetros de la costa, con una extensión de cuatro kilómetros cuadrados, el parque lo conformarán cinco turbinas -con capacidad de seis megavatios cada una y con una altura total de 285 metros-, flotantes en aguas cuya profundidad oscila entre los 95 y los 120 metros. Y en un área del mar del Norte donde la velocidad media del viento es de 1o metros por segundo.

El proyecto se basa en los resultados de las pruebas del prototipo Hywind, la turbina eólica flotante de Statoil que ha estado operando con éxito en las aguas de la isla noruega de Karmøy desde el otoño de 2009. Así, la relevancia de este primer parque eólico flotante radica en que abre el ilimitado potencial de esta nueva tecnología renovable.

«El concepto de la energía eólica flotante está en una etapa muy temprana», explica a EL MUNDO Stephen Bull, vicepresidente senior de Energía eólica marina y Captura y almacenamiento de carbono en Statoil.

«Existen varios pilotos y proyectos de demostración alrededor del mundo: en Portugal, Estados Unidos, varios experimentales en Japón, y luego tenemos el nuestro en Noruega, que lleva en producción seis años, por lo que es el más avanzado de su tipo en este momento, el que tiene más historia y rendimiento», añade.Desde un punto de vista tecnológico, la genialidad de Hywind radica en su simplicidad.

«El cimiento base de Hywind es lo que se llama una ‘boya pértiga’, un cilindro de acero que se usa ampliamente en la industria del petróleo y gas en alta mar; muchas plataformas usan esta tecnología desde hace décadas por lo que ha sido probado en condiciones muy duras. A ese cilindro le ponemos una turbina eólica en la parte superior y luego amarramos la unidad al fondo del mar.

Podemos crear diferentes formaciones de matriz y moverlo con el tiempo», explica Bull. Y añade: «La simplicidad (de Hywind) es que es un diseño probado y mucho más ligero, así como con un coste inferior a otros conceptos eólicos flotantes con los que estamos compitiendo. Es en esa simplicidad y en la habilidad de industrializar su proceso, reduciendo costes, donde vemos su potencial», concede el directivo de Nuevas Soluciones Energéticas, el departamento establecido el pasado mes de mayo por la petrolera noruega, lastrada en la actualidad por el bajo precio del barril de crudo.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad