Publicidad

Camiones cisternas cobran en exceso

La Calle Carlos Blank sigue sin agua

La problemática del agua se hace cada vez más difícil en la Urbanización Bolívar Norte, los vecinos ya no saben qué hacer pues supuestamente el tablero dañado ya fue reparado y no ha sido solventado el problema, tienen más de tres días sin agua.

A pesar de que la falta del vital líquido por tubería es una de las cosas que más afecta a los ciudadanos no se puede dejar de mencionar a los camiones cisternas privados que cobran de 1.400 Bs a 2.000 Bs por tanque.

El habitante Iván Perdomo aseguró que los centros educativos se ven afectados por la falta del agua “los preescolares no tienen ni una sola gota, los padres, madres y representantes deben bajar contenedores plásticos con agua para que sus niños puedan hacer sus necesidad fisiológicas. En la Calle Carlos Blank vive una señora de la tercera edad de descendencia portuguesa que necesita del líquido para subsistir”.

Este servicio básico está siendo negado, pues han pasado muchos meses y los vecinos de toda la urbanización Bolívar Norte siguen secos, esperando que Hidrocentro y la Dirección de Mantenimiento y Servicios Públicos de la alcaldía de Ribas solucionen de forma inmediata este inconveniente.

Marta Chacón, afectada expresó “si una persona tiene un tanque de 2.000 litros paga lo mismo que un que tenga cuatro pipotes, o sea 1.500 Bs, esto es una falta de respeto hacia nosotros que tenemos niños pequeños”.

Es lamentable que el nombre de Carlos Blank sea recordado por los inconvenientes que tienen los vecinos por el agua y no por la obra que realizó el poeta victoriano nacido un 13 de septiembre de 1880 quien dedicó su vida a la literatura.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad