Publicidad

Prostitutas en China dejan de usar condones

"Los preservativos se han convertido en objetivo primordial de la policía contra estos trabajadores", asegura Krayn Kaplan

La policía china considera la posesión de preservativos un factor determinante para arrestar o multar a prostitutas, por lo que están dejando de llevarlos y usarlos, lo que aumenta los riesgos de contagio de VIH, según un estudio publicado este martes.

«Los preservativos se han convertido en objetivo primordial de la policía contra estos trabajadores», asegura Krayn Kaplan, directora ejecutiva de la organización Asia Catalyst, sobre uno de los colectivos más marginados del país, donde la prostitución sigue siendo ilegal.

El estudio ofrece información única, con entrevistas a 517 hombres, mujeres y transexuales que se dedican a la prostitución, así como a empleados sanitarios, agentes de policía y gestores de establecimientos que ofrecen estos servicios.

Según el informe, los preservativos son calificados por la policía china como una prueba o indicio de prostitución en sus operaciones contra este sector, en las que buscan y confiscan los condones y los utilizan para forzar una confesión o realizar un arresto.

Los agentes, dice Asia Catalyst, utilizan dos métodos contra este colectivo: pillar a las prostitutas «in fraganti» o registrar los establecimientos donde se sabe que trabajan, con la vista puesta en el hallazgo de preservativos.

La investigación expone las contradicciones de las políticas en China, pues las acciones de la policía bloquean los esfuerzos de la Comisión Nacional de Sanidad y Planificación Familiar por distribuir condones y prevenir contagios del VIH entre las personas que se dedican a este trabajo.

El estudio refleja que las personas que se dedican a la prostitución son menos proclives a llevar o utilizar preservativos si han sido interrogadas por la policía anteriormente.

Loading...


Acerca del Autor

Katherine Dona Cumana

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad