Publicidad

Qué significa y de dónde proviene la palabra Spam

La palabra utilizada para nombrar la información digital no deseada

La palabra spam es mundialmente conocida para nombrar al material digital basura no deseado. Y la acción de enviarlo masivamente es denominada spamming.

Generalmente proviene de la publicidad que no has solicitado recibir, algún mensaje de un remitente desconocido que afecta a los usuarios de alguna o varias maneras.

La palabra spam proviene de la Segunda Guerra Mundial, por la comida enlatada que enviaban los familiares estadounidenses a sus combatientes. Este producto era fabricado por la empresa charcutera Hormel Foods desde el año 1.937. Consistía en una carne enlatada llamada Horme´s Spiced Ham (jamón con especias); que posteriormente su nombre llegaría a la contracción popularmente conocida como «Spam».

Los soldados soviéticos y británicos se alimentaron en buena medida de este alimento. Y a partir de 1.957 fue comercializado en latas que ahorraban al consumidor el uso del abrelatas.

Posteriormente, el grupo británico Monty Python empezó a hacer burla de la carne en lata. En un sketch de su programa Monty Python’s Flying Circus, cuando una pareja intentaba pedir comida en una cafetería, se encontraba con que todos los platos del menú contenían spam:

«Huevos con tocino; huevos, salchicha y tocino; huevos con spam; huevos, salchicha, tocino y spam; spam, tocino, salchichas y spam; spam, huevos, spam, spam» — y así sucesivamente.

Por otra parte un grupo de vikingos (la mayor productora de Spam en Europa era una compañía danesa) cantaba, sin motivo aparente: «Spam, spam, spam, querido spam, maravilloso spam».

Años después, cuando Internet comenzaba a crecer, algunos usuarios inexpertos mandaban erróneamente mensajes personales a toda una lista de correo electrónico o a grupos de discusión —que podían involucrar a varios cientos de personas— lo que ocasionaba molestias y pérdida de tiempo (y hasta de dinero) a los demás usuarios que recibían ese tráfico irrelevante y no deseado.

Según Brad Templeton, autor del libro “Origin of the term “spam” to mean net abuse”, hacia 1993 alguien calificó esas intromisiones no deseadas como spam: los mensajes eran como el spam del sketch, en el que nada se podía comer sin toparse con el fiambre.

 

 

 

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad