Publicidad

Vírgenes que quizás no conoces

Entérate de las apariciones marianas que poco se han difundido en el mundo occidental

La mayoría de los cristianos católicos están familiarizados con las apariciones marianas. Entre las más comunes se encuentran: La Virgen de Fátima, del Pilar, Guadalupe o Lourdes. En Venezuela son muy veneradas: La Virgen de Coromoto, del Valle, Chiquinquirá y La Pastora. Sin embargo, quizás no conoces estas apariciones que poco se han difundido en el mundo.

 Nuestra Señora de Czestochowa

Una de las vírgenes más veneradas en Polonia y un símbolo nacional, es reconocida por su tez negra.

Más allá de eso, lo más impresionante de esta Virgen es el origen misterioso de su más antigua representación. Es difícil datar la fecha exacta, pero según la leyenda fue el mismo San Lucas que la hizo con un trozo de madera perteneciente a la Sagrada Familia (José, María y Jesús).

La pintura tiene unos cortes en la mejilla producto de un ataque en 1430, el asaltante intentó asestar una tercera vez, pero se relata que cayó al suelo en agonía y murió. A pesar de los intentos de reparaciones, los cortes reaparecen.

Nuestra Señora de Kibeho

Cuando en 1980, varias adolescentes en Kibeho, una ciudad del país africano de Rwanda, relataron los mensajes que la Virgen les había encomendado sobre un futuro lleno de guerra para el país, muchos no lo creyeron. La mayoría de los teólogos e historiadores concuerdan en que este anuncio podría ser en relación al Genocidio Ruandés de 1994.

Tal fue el impacto de este hecho que, durante su visita al país, el papa Juan Pablo II recomendó aferrarse a la fe y al mensaje de la Señora de Kibeho. Este anuncio trajo más relevancia a la aparición y actualmente se celebra su día el 28 de noviembre, el día que se le apareció a la primera chica, Alphonsine Mumureke, quien luego sería asesinada en 1995 en el ya mencionado genocidio.

Nuestra Señora del Buen Consejo

La primera aparición mariana aprobada por la Santa Sede en Estados Unidos. La virgen le dio su mensaje a la inmigrante belga Adele Brise en tres ocasiones en el poblado de Champion, Wisconsin.

Desde 1859, fecha de las apariciones, el lugar se ha vuelto un sitio de peregrinación popular en la región. En 1871, un incendio se esparció por la zona y los feligreses rezaron para que este no afectara la iglesia. Esta y las cinco hectáreas que la rodeaban quedaron ilesas.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad