Publicidad

Huawei Fit, medidor fitness con forma de smartwatch

Entre eso, su buena apariencia y ser impermeable, rara vez tendrás que quitártelo de la muñeca

Puede que nadie esté comprando relojes inteligentes, pero eso no ha disuadido a Huawei, el fabricante de teléfonos chino, de lanzar un medidor de fitness con forma de smartwatch. Es una táctica interesante para una compañía conocida principalmente por sus teléfonos. El Huawei Fit se parece al Pebble Round, funciona como un Fitbit Charge, y cuesta menos que ambos.

A diferencia del Fitbit Charge 2, el Fit es resistente al agua. También tiene un sensor de ritmo cardíaco incorporado y puede medir varios estilos de entrenamiento. En la actualidad puede realizar un seguimiento de cinco actividades distintas: caminar, correr, andar en bicicleta, nadar y correr en la cinta.

También es más atractivo que el Fitbit Charge 2. Fitbit hizo que las pulseras gordas se volvieran populares, pero siguen siendo pulseras gordas. El Huawei Fit se parece a un reloj e incluso utiliza las correas estándar de 18 mm de un reloj. Eso significa puedes ponerle cualquier correa que desees, ya sea de cuero italiano tres veces más costoso que el medidor o de nylon comprada a un vendedor ambulante.

De cerca, el Fit parece un smartwatch basado en tinta electrónica como el Pebble, pero no tiene todas las aplicaciones disponibles para un reloj inteligente tradicional (la capacidad de notificarte los mensajes es su única característica tipo smartwatch). En lugar de una pantalla de tinta electrónica tiene una pantalla LCD monocromática que recuerda a un reloj digital retro. Optar por una pantalla de baja potencia le otorga seis días de autonomía. Entre eso, su buena apariencia y ser impermeable, rara vez tendrás que quitártelo de la muñeca.

Ayuda mucho que el dispositivo responda con fluidez. Un problema importante que tienen los wearables es que todos prometen una respuesta inmediata a golpe de dedo o al girar la muñeca, pero no terminan de cumplirlo. En lugar de eso acabas moviendo furiosamente la muñeca o apuñalando la pequeña pantalla con el dedo para navegar por los menús. El Huawei Fit no tiene ese problema. Das un golpe de muñeca y la luz se enciende. Otro giro rápido y cambia a la siguiente pantalla. Puedes navegar por las diferentes pantallas de esa manera, lo cual es útil cuando solo quieres mirar el último mensaje o ver cuántos pasos has conseguido a lo largo del día. O puede utilizar el dedo y deslizarte a través de los menús a la antigua usanza.

Hay un fallo muy molesto que he descubierto, que parece ser un error de la aplicación que acompaña al Fit: Huawei Wear (idéntica en iOS y Android). A veces, el Fit se desconecta de la aplicación y tienes que eliminar el dispositivo y volver a emparejarlo. Afortunadamente, el procedimiento no supone más que un par de toques en la pantalla del teléfono.

Cuando el Fit está conectado a la aplicación, puedes sumergirte en los datos de tus entrenamientos y tus horas de sueño, personalizar las alarmas y las advertencias de frecuencia cardíaca y ajustar tu plan de ejercicios, que está diseñado para entrenarte para cualquier cosa, desde un 5K hasta una maratón. También puedes exportar tus datos a otros tres servicios: Apple HealthKit, UP by Jawbone y MyFitnessPal. Esto es útil si quieres compartir tus pasos y otros logros o si echas de menos la aplicación Fitbit, que es muy superior a la de Huawei en la parte social.

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad