Publicidad

hosting wordpress

El rescate de un bebé raptado en Bellas Artes

El Cicpc llevó a cabo un exitoso operativo de rescate de un bebé de 7 meses de edad que fue raptado en la noche del 29 de abril mientras su madre recogía su puesto comercial en la estación del metro Bellas Artes, en Caracas. Las autoridades pudieron localizar y rescatar al bebé sano y salvo en un sector cercano, gracias a la denuncia de la madre y la rápida actuación de la policía.

Este suceso ha generado gran preocupación y consternación en la comunidad, pero también ha demostrado la importancia de la colaboración ciudadana y la efectividad de los cuerpos de seguridad en la lucha contra la delincuencia.

Según la información proporcionada por Douglas Rico, jefe del Cicpc, la madre del bebé denunció que una persona que había conocido recientemente la había engañado y se había llevado al niño. La mujer, identificada como Nelly del Valle Plaz Bravo, había ganado su confianza durante los días previos al secuestro, pero en realidad tenía la intención de raptar al bebé y huir con él.

Tras recibir la denuncia, los agentes del Cicpc iniciaron una investigación exhaustiva que les permitió ubicar a la sospechosa y al bebé en una zona cercana. La mujer había intentado ocultar al niño en un sector llamado El Mamón, en la parroquia Sucre del municipio Libertador.

Afortunadamente, el rescate fue exitoso y el bebé fue trasladado a un centro médico para una evaluación de su estado de salud, que resultó ser satisfactoria.

Posteriormente, durante las pesquisas se descubrió que la secuestradora había mentido a su pareja y le había dicho que iba a buscar a su propio hijo en Guasipati, estado Bolívar. De esta forma, pudo ocultar su verdadero propósito y engañar a la madre del bebé.

Este caso de rapto de un bebé ha generado gran alarma en la comunidad, pero también ha demostrado la efectividad del Cicpc y su capacidad para resolver casos de secuestros y otros delitos graves. La colaboración ciudadana y la rápida acción de los cuerpos de seguridad son fundamentales para garantizar la seguridad y protección de los ciudadanos, especialmente de los más vulnerables como los niños.

La detención de la secuestradora y su puesta a disposición de la justicia debe servir como un mensaje claro de que los delitos no quedarán impunes y se aplicará todo el peso de la ley contra los responsables.

 

Publicidad