Publicidad

Ceibal: muestra de la arqueología guatemalteca

El complejo arqueológico posee numerosas estructuras, la mayoría ocultas entre la selva

Ceibal es uno de los sitios arqueológicos más accesibles del Petén en Guatemala. Su nombre hace referencia a las enormes ceibas que se encuentran junto a las estructuras mayas.

Cuenta con guías y guardianía muy amable y se puede acampar en el lugar solicitando el permiso correspondiente.

El complejo arqueológico posee numerosas estructuras, la mayoría ocultas entre la selva. Tanto el templo restaurado, el observatorio, las estelas y el campo de juego de pelota maya hacen que valga la pena la caminata entre la vegetación. Lo pacífico del área facilita escuchar a los monos aulladores que se mantienen en las cercanías. De igual forma se escuchan aunque estén a 3 kilómetros de distancia, pero al no haber mucha infraestructura en los alrededores, en Ceibal se puede percibir sus gritos con gran fuerza.

Para visitar Ceibal desde Flores, debe dirigirse hacia el sur hasta Sayaxché, desde ahí viajar hacia el sur hasta Raxrujá y en el camino se divisará el cruce hacia Ceibal.

Para llegar desde la Ciudad de Guatemala se toma la Carretera al Atlántico hacia Cobán, desde ahí hasta Chisec y se sigue hacia el norte. Justo antes de llegar a Sayaxché se verá el letrero que marca el desvío. No se requiere un auto de doble tracción ni 4×4, pero en invierno el terreno se pone difícil.

Una mañana o una tarde bastan para visitar Ceibal desde Flores o desde Chisec. Ahora bien, visitar Ceibal desde Cobán o desde la Ciudad de Guatemala requiere un día entero y pernoctar para hacer bien el recorrido. Para hospedarse se debe optar por Sayaxché o acampar en Ceibal, ya que no hay infraestructura hotelera en el sitio arqueológico. Sayaxché cuenta con cómodos hoteles, hospedajes y restaurantes para escoger.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad