Publicidad

Granada, un paraíso en el Caribe para amantes del chocolate

Esta pequeña isla alejada en el Mar Caribe promete convertirse en un destino favorito a partir de una importante apuesta al cultivo y producción de chocolate orgánico. Recetas exóticas, tratamientos de belleza y el culto ancestral al cacao, las actividades más atractivas en un país colmado de playas espectaculares, cascadas y atracciones acuáticas

Granada es un país insular que, junto con sus islas hermanas de Carriacou y Petite Martinique, forman un estado de tres islas, a unos 100 kilómetros al norte de Venezuela, en la parte más meridional del Caribe -relativamente alejada de otros destinos más turísticos como Punta Cana o Cancún- por lo que no es una de las más visitadas.

A pesar de que en 1498 Cristóbal Colón en persona arribó a la isla y le otorgó el nombre de Concepción, 25 años después los exploradores españoles lo cambiaron por Granada por la similitud que encontraron entre las montañas de la isla y la Sierra Nevada en Andalucía. Y aunque la isla estuvo en poder indígena durante un siglo y medio luego de ser descubierta, hoy ya prácticamente no quedan población originaria y el 80 por ciento de quienes viven allí son descendientes de los esclavos africanos que fueron traídos masivamente por europeos y blancos de origen inglés, portugués, suizo y ruso. Esto convierte a los granadinos en una de las poblaciones más diversas del Caribe.

El clima es obviamente tropical y las playas tan paradisíacas como las que hay en el resto del Caribe pero con el valor agregado de corales y esculturas acuáticas, dignas de ser visitadas por entusiastas del buceo, y un terreno ligeramente montañoso -de origen volcánico- con atractivas cascadas y ríos que fluyen hacia el mar.

Sin embargo, su atractivo principal no son las playas de agua turquesa y arena blanca o la diversidad cultural, sino la fama de ser la «isla de las especias» que le otorgaron sus sueños fértiles. Todo aquel que visite Granada no podrá pasar por alto los aromas y sabores de los el jengibre, la pimienta de Jamaica, el azafrán y la canela, por ejemplo, de los que la isla es una fuente natural. El país es uno de los mayores productores de nuez moscada del planeta y eso los representa tanto que incluso está presente en su bandera.

En los últimos años, Granada le otorgó especial relevancia al turismo que atrae su producción de especias, de ron y, particularmente, de chocolate. A pesar de pasar constantemente desapercibido entre los países chocolateros, Granada es uno de los mejores productores del mundo. Con un notable crecimiento de empresas especializadas en la isla, se está produciendo lentamente un resurgimiento de interés por este país en el turismo chocolatero. Los pequeños productores están enfocados en recultivar los árboles de la isla -presentes desde las sociedades indígenas- y el cacao está en demanda.

Los valles verdes de Granada son hermosos en cualquier época del año, pero en enero particularmente explotan con las flores anaranjadas de los árboles forestales «immortelle» o Erythrina poeppigiana, conocidos también como «Madre de cacao» por proporcionar la sombra necesaria para que el cacao crezca.
En la plantación de Belmont Estate, una de las principales atracciones turísticas de la isla, hay un grupo de edificios de fábrica entre la vegetación tropical explosiva, donde se elabora el cacao orgánico granadino.

Allí se encuentran los «paseos del cacao» que son las enormes plantaciones de árboles, con lustrosas hojas verdes donde se puede ver a los obreros cortando las vainas de cacao amarillas y rojas, que crecieron, aparentemente de forma casual, entre las ramas.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad