Publicidad

Las deliciosas carnes del Mercado del Puerto de Montevideo

Los turistas extranjeros quedan sorprendidos por la belleza con que se muestran los platos

Conocerlo es fascinante. Detrás de sus pórticos, cada puesto y parrilla exhibe deliciosas carnes, achuras y pamplonas. Afuera, candombe y artesanías. ¿Qué más se puede pedir?

Se trata del Mercado del Puerto. Basta con recorrerlo por fuera y darle la vuelta entera para entender enseguida que nos encontramos ubicados en la Ciudad Vieja, a escasos metros del puerto de Montevideo.

Inaugurado el 10 de octubre de 1868, los diarios ingleses y montevideanos de la época hablaban de la magnitud de la obra.

El mercado se ha renovado por completo. Totalmente distinto, goza de muy buena salud y esto lo demuestra la cantidad de visitantes que quieren conocerlo porque han oído de su fama, de su belleza y, por supuesto, de sus carnes.

Se encuentra dentro del mismo contexto de antaño, donde ahora artesanos, cafés y restaurantes le dan un marco de bienvenida imborrable a su vieja entrada que continúa mirando la zona portuaria.

Miles de turistas lo recorren diariamente buscando desde antigüedades y recuerdos hasta ropas costumbristas y artículos de cuero, aunque las parrillas son la gran atracción que tiene el lugar.

Es tradición desde hace décadas que quien se encuentra el sábado al mediodía por Montevideo almuerce en el Mercado del Puerto. De acuerdo al apuro del visitante, lo puede hacer de parado (sobre la barra) o sentado en una cómoda silla para pasar el tiempo.

Los turistas extranjeros quedan sorprendidos por la belleza con que se muestran los platos. Las parrillas aparecen a la vista de todos como verdaderas vidrieras que en lugar de ropa, jeans o carteras exhiben sus carnes y demás exquisiteces a precios populares.

2 3 4 5

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad