Publicidad

Venezuela bordea la hiperinflación

Entrevista exclusiva realizada al eonomista Mgsc Rafael Avila, Decano de Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Monteavila

Venezuela rompió relaciones con el FMI bajo el gobierno del presidente Hugo Chávez en 2007, y desde entonces no permite la revisión anual de su economía por parte de la institución financiera internacional

Según los analistas, se calcula extraoficialmente una inflación anualizada para este año 2015 de 251,8% y para el cierre del año, se estima que llegará a un 300%, siendo el tercer año consecutivo que cierra con muy elevados índices de inflación

En contraste, la liquidez monetaria que se muestra en el portal del BCV se sitúa en 3,06 billones de bolívares al cierre del 25 de septiembre de 2015, lo que significa que el incremento ha sido de 97,4% en los últimos 12 meses.

DINERO (1)

La Navidad se acerca en medio de la proliferación de cientos de billetes lanzados al mercado no avalados económicamente, creando una economía ficticia que desmonetiza a Venezuela y sube la inflación, como un impuesto “castigo” invisible que no lo vemos, pero, lo sentimos todos en todos los procesos de compra-venta que realizamos con un aumento de precios continuos.

El pasado 8 de octubre de 2015 el Gobierno nacional anunció que modificarían el mecanismo para realizar el cálculo inflacionario, propuesto por el diputado de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional José Ávila quien indicó que el BCV no ha publicado sus cifras de la inflación porque actualmente “estamos en una guerra económica”.

Analistas de economía indican que no existe guerra económica, sino que es consecuencia de los controles de precio y de cambio y la dificultad de obtener divisas que originan escasez, contrabando e inflación, lo cual dificulta el proceso de producción y de reposición de productos.

En relación a este tema se realiza una entrevista exclusiva al economista Mgsc Rafael Ávila, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Monteavila.

A continuación la entrevista exclusiva ofrecida al diario El Clarín

¿En Venezuela se puede considerar que estamos atravesando una fuerte inflación o ya se encuentra en una hiperinflación?

Bueno, primero quería agradecerles la oportunidad por la entrevista, a todo su público, a sus seguidores por tener por supuesto la oportunidad de hablar de un tema que es fundamental para todos, agradecer por supuesto la confianza que tienen en mí para tratar estos temas:

-La inflación en Venezuela es de la más alta del mundo, se considera que por tercer año consecutivo tendremos lamentablemente ese primer lugar entre los países con más alta inflación, pero, el pronóstico para este año es específicamente alarmante, aunque técnicamente podremos hablar  de que no tenemos una hiperinflación.

Tenemos una inflación muy alta, la más elevada del mundo, sobre todo cuando comparamos que el mundo entero ha aprendido a controlar la inflación y es más bien raro ver inflación por encima de los diez puntos, o sea de dos dígitos y más extraño es de tres dígitos más.

Técnicamente hiperinflación la podemos considerar  después de tres años consecutivos por encima del 100%, ya podemos decir que es hiperinflación, pero, por supuesto no hemos llegado a los niveles críticos de la historia que son de 40.000, 30.000% al año, eso es catastrófico,  pero estamos en una inflación muy alta y es peligrosa y por supuesto tendiendo hacia la hiperinflación.

¿El ocultamiento de las cifras por el BCV para aportar datos de la  economía nacional tanto del gasto público como de la actual inflación se podría deber a que estamos sufriendo las consecuencias de una  elevadísima inflación?

-“Sí, yo sí creo que hay un tema de economía política detrás del ocultar las cifras. No es un problema técnico, ni es falta de cálculo  o falta de experiencia.  El BCV, tiene una categoría muy especial, gente muy capacitada, muy preparada y efectivamente, aunque los números son escandalosos, no hay dificultad en el cálculo”…

“De hecho que tengamos el año sin tener cifras para verificar la inflación, que se necesita para la planificación, para las proyecciones, para los análisis de cualquier empresa, cualquier persona, de la misma economía del país, que se hayan ocultado hasta esta fecha, no tienen una explicación, técnica, científica ni nada, yo veo implicaciones políticas”…

“Es un tema político, se ocultan las cifras por no escandalizar, para no generar más ansiedad en la población, o no generar en un año de elecciones un voto castigo, pero, el tema es el de no revelar las cifras porque sería muy escandaloso revelar esa cifra, cifra que por supuesto aunque no se diga o no se publique, no es que no la sintamos”…

“Los ciudadanos todos sentimos la inflación, aunque el BCV diga el número que diga, hay que dejarlo claro, que revelar las cifras tan escandalosas sería refrendar lo escandaloso que ha sido la inflación esta año y de nuevo, no quiere decir que vaya a cálculo que se pueda hacer,  de hecho hay compañías que hacen cálculos y lo van llevando paralelos, pero, si creo que la situación es política ante lo escandaloso que sería el aportar cifras por el BCV”.

-¿Hasta qué punto el populismo ha influido en el creciente gasto público y en la alta inflación que tiene Venezuela?

-“Yo creo que es determinante, porque cuando uno tiene una visión como gobierno populista, lo que quiere es mantener a la gente, contenta, satisfecha, quiere cumplir muchas promesas”…

“Básicamente lo que estamos dejando de considerar es que para tu poder gastar, tienes que poner dinero, o sea,  el dinero tiene que salir de alguna parte, en la medida que tú quieres satisfacer la visión populista, que hace muchas promesas, quieres satisfacer a mucha grupos de interés, prometes un elevado gasto público, alguien tiene que poner el gasto público”…

“Esos recursos que se necesitan, salen de impuestos o de deudas, o salen de imprimir más  billetes, o sea inflar la moneda, que en una forma es un impuesto, pero, son básicamente los impuestos que son visibles como el ISLR, el IVA, a las transacciones financieras, a los activos empresariales, etc”…

“Entonces, sale de deuda, o sea voy a remitir a la deuda que puede ser, si se quiere. Necesita por temas populistas aplicar temas populistas, de alguien, de algún lugar tienen que salir los recursos, o sea, no hay una creación mágica de  dinero para poder gastar”…

“Los recursos los cubre el gobierno con impuestos, que pueden ser visibles (ISLR, IVA, Transacciones financieras…) y están los impuestos con nueva deuda es decir, elegimos DEUDA que puede ser en moneda nacional o extranjera para cubrir el presupuesto de gastos, o elegir devaluar la moneda o simplemente inflar, es decir, imprimir más billetes.

“Cuando eso es así, cuando la vía de los impuestos es muy antipática en un año electoral, no la aplican, porque los impuestos atentan contra la actividad productiva, etc, cuando no tienes el recurso de la deuda y quieres seguir gastando lo mismo, lo más probable es que termines de inflar la moneda”…

“Sucede que esos impuestos que son invisibles, los pagamos todos, discrimina, es muy peligroso y por supuesto atenta contra el bolsillo del ciudadano, por eso es muy duro y castigador y además, si ya no tiene la vía de la deuda y quiere inflar la moneda, tiene la ventaja de que es un impuesto invisible, no pueden reclamarle directamente, pero, si castiga”…

“Nada, que para poder cumplir esos objetivos populistas, entonces tienes que inflar la moneda y no te extrañe entonces, que la inflación creciente que hemos tenido los últimos años es producto de querer cumplir populistamente a muchísimos grupos de interés y cuando el ingreso no te da y quieres seguir gastando lo mismo, cubres con inflación”.

¿Considera usted  positivo el monopolio que existe en la producción de monedas del Banco Central de Venezuela?

-“Bueno, fíjate que eso es un tema muy interesante, y ya estamos en una era de Bancos centrales, son casos interesantes para estudiar lo que ocurría antes, en esta época ya está dado y hay un BC que tiene el monopolio de la edición de la moneda, es un tema muy interesante que hay que explorar: ¿Cómo era la banca y la emisión de la moneda en circulación previa a los bancos centrales?, ¿Qué pasaba, si hay inflación o no, si por hecho de no existir bco central no circulaba moneda, si existía o no, si la economía estaba deprimida o no?…

“De hecho yo manejo una investigación sobre esa situación, previo al Banco central y después con el banco central, antes cuando no había monopolio de la moneda y después con el monopolio de la moneda, para poder comparar análisis, resultados”…

“Creo que el Banco Central tenga un monopolio de edición, este no es un tema venezolano, es un tema donde hayan bancos centrales, que tenga monopolio de edición de monedas, deje sin sentido a la competencia, donde se aprovecha, que lo desalienta, lo puede hacer es entrar en una dinámica donde se aprovecha la situación de mercado que da el monopolio, por ejemplo, si hay una monopolista que puede, que está autorizado a vender  cualquier producto, por ley o no, es el único que está autorizado a producir o vender este producto”…

“Pudiera ser un tremendo producto, pudiera ser una empresa que está creando un producto fabuloso, pero, puede ocurrir que se aprovechara del poder del mercado que eso le da, bueno a lo mejor elevar los precios de ese producto para a lo mejor bajar la calidad del producto y uno está obligado a comprarlo”…

“Aquí ocurre lo mismo, el monopolio de la emisión de la moneda , la tiene el BCV, así ocurre con el banco central de la reserva federal de los EE UU, el Banco central  inglés, el banco central europeo, o sea no es un tema netamente venezolano”…

“Tiene la potestad del monopolio de poder emitir la moneda, que es un recurso legal y eso por supuesto que te da una ventaja, porque cuando quieres cubrir las cuentas, puedes imprimir dinero y todo el mundo está obligado a usar esa moneda que tu edites y además esa falta de competencia, podría llevarte a que es lo que ocurre cuando hay una inflación le vas quitando valor a la moneda progresivamente y eso atenta contra el ciudadano, es como si le estuvieras vendiendo un producto caro de baja calidad, por tu poder monopólico”…

“Digamos que lo  más sano es que haya una competencia de monedas y muchas veces se ha dicho sobre la competencia de monedas, que hace que la gente termine adquiriendo productos de más calidad y más competitivos”…

“Lo mismo ocurriría con las monedas. Yo sí creo que el monopolio que tiene el Banco Central de emisión de monedas, aunque no determina que lo pueda hacer mal, es una tentación siempre presente que tú puedas ofrecer un producto tal vez más caro y de baja calidad”.

-¿Cree usted que la grave crisis económica  es  producto de los controles de precios y cambios?

-“Digamos que los controles de precio y de cambio no es el origen de las crisis, pero, la acentúa, es decir, cuando un gobierno coloca un control de cambio o un control de precios cree que está resolviendo la situación, pero, no está resolviendo el problema a fondo, es decir, lo ve a lo mejor una solución, pero, no resuelve nada, creo que empeora la situación, porque por ejemplo cual es la justificación típica de un control de precios, bueno, los artículos están muy caros, la gente no tiene capacidad para comprarlos, los gobiernos  culpan al productor, a los comerciantes, y digamos que en defensa a un tema de justicia o tratando de lograr un equilibrio o la justicia a nombre de los ciudadanos, el gobierno impone los controles”…

“Pero, lo que está pasando en el fondo, los precios  son elevados no es por culpa de los industriales o los comerciantes que se aprovechan de una situación que pueden elevar los precios. Los precios son elevados en el fondo porque hay una inflación y porque hay un desistir en la producción, entonces que pasa, que los precios naturalmente tienen que subir si hay más bolívares persiguiendo los mismos bienes y si hay menos bienes porque desestiman la producción,  los precios tienen que subir”.

“Así, tú crees que controlando el precio corriges esa situación, lo que haces es que la alteras, porque un control de precio en estas condiciones más bien genera escasez y más, desestimula a uno a la producción y además, más estimulará la demanda de los bienes o sea la gente queriendo comprar más porque está más barata a precios relativos, pero resulta que, está más barato el precio relativo, pero, no lo consigue, entonces, lo que hay es justamente escases”…

“Entonces yo creo eso de un control de precio y un control de cambio, pues, también ocurre con las monedas, un control de precios y un control de cambio, no es el origen de la crisis, el origen de la crisis está en el fondo en el punto de vista de las políticas públicas, pero, políticas que estimulen montar empresas, emprender, generar emprendimientos, generar empleos, un entorno estable donde uno pueda tomar decisiones, el estado de derecho, el respeto a la propiedad privada, son cosas más anteriores que incentiven a montar empresas, generar empleos, hay una forma de aguantar la crisis, inflación, desestimulo a la producción. Ahí es donde está la crisis, y luego, hay que resolver el tema inflacionario o el tema por ejemplo que la moneda extranjera se encarezca. Lo quieren resolver controlando el precio y lo que hace es que genera escasez exacerbando la situación negativa que tenía la economía”.

¿Los altos niveles inflacionarios  que tiene Venezuela llevarían velozmente hacia caminos de una hiperinflación?

-“Si, aunque todavía no estamos técnicamente en una hiperinflación y hemos visto en el mundo inflaciones mucho más alta, si vamos en camino, tenemos una inflación por tres años consecutivos, la más elevada del planeta, este año se pronostica que está alrededor del 300%, una locura, que por supuesto, si vamos por allí, estamos cayendo en una hiperinflación, llevamos ventaja, pero, por supuesto vamos corriendo directo hacia ella, sino corregimos a tiempo”.

-¿Que hace  que los precios aumenten día a día  desmejorando el poder adquisitivo de los venezolanos?

-“El tema de la inflación, desde hace siglos, se conocía como la inflación de las monedas, simplemente cuando el gobierno inyectaba a la economía, más cantidad de monedas circulando, ya se decía que había inflación”…

“Si tú te imaginas que los bienes que se producen en la economía son los mismos en cantidades, y tu inyectas más monedas a la economía, los precios  naturalmente tienen que subir, porque hay más bolívares persiguiendo a los mismos bienes, entonces los mismos bienes se hacen más caros, o sea, necesita más bolívares para cambiar por los mismos bienes”…

“Porque hay una moneda, queramos o no que funciona también por una mercancía, tú estás cambiando moneda por unos bienes.  Ahora, si a esa situación de inyección de dinero sin tener el respaldo es decir, sin que se eleve la producción de bienes en la misma cantidad, en la misma digamos proporción, si eso lo hace así, o sea, inyecta dinero, pero además esa producción de bienes la desestimula metiendo una cantidad de dinero, pero por el otro lado, los bienes que se producen son menos, entonces eso, aumenta, estimula el aumento de los precios”…

“Es decir si simplemente con inyectar dinero para una misma cantidad de bienes circulando ya los precios subirían, y tú además de esa situación la empeoras con desestimulo a la producción los precios suben más rápido, es decir que inyectas como gasolina al tema. El tema que ya estaba complicado lo empeoras”…

“Lo que hace que los precios suban y suban aceleradamente, es una inyección de bolívares por el banco central para tratar de cubrir gasto público, lamentablemente es así”…

“Hemos visto que las últimas modificaciones de leyes del Banco Central, se permite que el Banco Central financie directamente a empresas del Estado y al Gobierno y eso va directo al torrente sanguíneo de la economía a través del gasto público, por un lado tienes mucha impresión de dinero y por otro tienes desestimulo de la producción”…

“No nos podemos sorprender que el precio de las cosas cada vez sean más elevados, y eso por supuesto atenta directamente  contra el bolsillo de todos los ciudadanos, la inflación no discrimina”.

“Lo que hace el gobierno es que trata con subsidios cruzados a ciertos grupos de interés, para tenerlos más tranquilo y subsidiar algunos bienes, pero eso no se sostiene a largo plazo y la inflación nos termina pasando factura a todos”.

¿Con los modelos políticos y económicos, que le espera al país, han bajado los índices de inflación o por el contrario se han disparado más?

-“Lamentablemente las consecuencias han sido de inflación cada vez más alta y seguirá siendo así si no corregimos el modelo, porque el modelo en el fondo  esta sostenido en una predica populista que necesita estar acompañada de un elevado gasto público”…

“Imagínate simplemente las cuentas de cualquier familia, si tú quieres gastar mucho debes tener ingresos para poder gastar, para poner un ejemplo sencillo, como tú, con un ingreso de cien bolívares gastas doscientos, necesitas sacar los otros cien bolívares de alguna parte o te comes los ahorros o te endeudas”…

“Lo que nosotros como personas natural no podemos hacer es imprimir dinero, el Banco Central si lo puede hacer y cubre el gasto público, sino nosotros si queremos gastar doscientos bolívares, o tenemos que trabajar más o pedir prestado y luego pagar las deudas o comerte todos los ahorros, es decir allí no hay creación mágica de dinero y muchas veces creemos que con imprimir dinero  mágicamente resolvemos los problemas. Pues no en algún momento se paga con inflación, quizás no en el momento, pero las generaciones futuras en algún momento tendrán que pagarlo con inflación”…

“¿Qué es lo origina todo esto? Es un modelo basado en elevado gasto público, porque hay que cumplir con unos compromisos populistas con ciertos grupos de interés, conviene mantener el control dando una sensación de bonanza en la economía con mucho dinero circulando, pero, en el fondo, eso es ficción”…

“Obviamente para mantener ese ritmo, básicamente como somos un país monoproductor de petróleo, que de cada cien dólares 96 corresponden a el petróleo y si además esa historia la complicamos con una caída de los precios del petróleo que nos tumba los ingresos a la mitad, como cubrimos más gastos con menos ingresos, nos endeudamos y cuando no podemos seguir llenándonos de deudas, hay que imprimir dinero”.

Actualmente con la cifra que tenemos de la inflación o lo de que se estima ¿Cuánto sería el estimado de la inflación oficial vs estimada para fin de año?

-“Allí es muy difícil las estimaciones por lo que decíamos de la opacidad de las cifras del BCV”.

“Los cálculos que se realizan de empresas serias de estudios de análisis de cifras económicas, tratando de replicar lo que el Banco Central haría para los cálculos de la inflación, sabiendo muy bien que la cesta del Banco Central con la que se calcula la inflación, es una cesta que tiene precios controlados y no toma en cuenta precios de mercado sino precios controlados”…

“Por allí hay un sesgo que hace que tienda que el indicador sea más bajo, si tu comparas esas cifras de la misma cesta, pero con los precios del mercado, son bastante más altos los precios que se terminan pagando”…Vas a llegar a ver como que la inflación oficial sea de un 120% y la inflación estimada a precios de mercado pudiera ser el 300%, esa disparidad la podemos ver en cualquier momento”.

-¿Cómo se podría llevar una economía personal y domestica con los actuales índices inflacionarios?

-“Muy difícil, porque lamentablemente cuando uno planifica financieramente en su casa, el hecho de que la inflación sea elevada además volátil, no te permite hacer un presupuesto de gastos con tus ingresos y planificar en tu casa metas. Es difícil, no imposible, requiere de nosotros más disciplina, recortando gastos, priorizando lo necesario, trabajar más, posiblemente, si yo antes trabajaba de lunes a viernes, seguramente tenga que trabajar los fines de semana, o emprender con un amigo o familiar para un negocio que me permita tener ingresos extras que me ayude a cubrir los gastos”…

El hecho de la volatilidad de la inflación no te permite planificar, que bueno, pudiera ser que tú dijeras que gastas 100 bs en estos rubros y esos 100 bs seguirán siendo los mismos en los próximos doce meses”…

“La inflación te quita hasta eso que es fundamental, que es el planificar en tu casa para alcanzar ciertas metas que obviamente vayan mejorando tu nivel de vida, entonces cuando te enfrentas a una inflación en que algo que hoy te cuesta 100 bs, mañana 200 bs y pasado mañana 300 bs no puedes planificar, además que tus ingresos no crecen al mismo ritmo, por lo cual te obligaría a trabajar más o emprender para poder subsistir…

“Lo que uno tendería a hacer es endeudarse en bolívares, porque cuando tú tienes una inflación de tres dígitos y una tasa de interés que te pueda cobrar un banco, la más alta que es de la tarjeta de crédito que te cobra el 29%, la tentación de endeudarse en bolívares es mucha, pero cuidado con endeudarse tanto que no puedas cumplir con el pago de la deuda dañando tu reputación financiera”…

·                     “Podría ser  un paliativo endeudarse en bolívares y

·                     en lo que puedas tener ahorros en moneda extranjera,

·                     comprar algún activo que mantenga el valor en el tiempo para no perder tanto valor en el fruto de su trabajo

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad