Publicidad

Mis Delicias: ¿Cuál es el origen de la Marquesa de Chocolate?

La Marquesa de Chocolate es uno de los postres favoritos de la mesa venezolana. Probablemente, la torta fría que más cumpleaños feliz le han cantado. Y aunque no es considerada tradicional, su versión criolla es única.

Pero, cuál es el origen de esta deliciosa y aristócrata combinación de galletas María con chocolate:

Mis Delicias te lo cuenta…

Las interpretaciones venezolanas de este postre ensamblado, data de la primera década del siglo XX. Historiadores culinarios coinciden que es una herencia de la francesa «Marquise au Chocolat». Recordemos que en aquellos días, el presidente Antonio Guzmán Blanco, difundía en Venezuela su fascinación por la cultura gala.

Esto coincidió con la llegada del frío a Venezuela. Primero en 1825 desde Boston arribó a La Guaira el hielo al país. Luego en 1856 se estableció la primera fábrica criolla. Es decir, las neveras comenzaron a refrigerar las primeras recetas que requerían de su uso.

Su pasado europeo tiene dos versiones:

Baviera: Cuando el príncipe Luitpold (1821 – 1912), aficionado al chocolate, ordenó al cocinero real de nombre Rottenhoffer, que elaborara un postre especial.  Rápidamente, la receta se hizo muy popular y en poco tiempo llegó a manos de cocineros franceses, quienes incorporaron huevos a la mezcla.

Francés: Cuando la Marquesa de Sévigné (1626 – 1696), Marie de Rabutin-Chantal, en una carta fechada en 1671, declara el chocolate como una obsesión y dice “que un trozo diario de chocolate durante su embarazo, puede hacer que tenga un hijo negro como el diablo”. Como dato curioso, no hay registros que haya tenido un hijo de piel oscura, aunque aseguran que esta declaración nació, como respaldo, ante la angustia de las consecuencias de un amante de tez morena.

Pasado venezolano

La investigadora Cecilia Fuentes afirma que un recetario familiar datado en 1920, incluye la receta que lista los ingredientes del siguiente modo:

“1/2 libra de mantequilla, ½ libra de azúcar molida, 8 amarillas de huevo, 8 pastillas de chocolate, 1 taza de leche y 2 bolívares de plantillas”.

Las plantillas son las galletas champagne francesas, que se hicieron populares en el Venezuela a finales del siglo XIX.

La Marquesa de nuestros días

Venezuela es el único país que utiliza la palabra “marquesa” para referirse a este tipo de preparaciones, que ya no se limitan al chocolate. Sin embargo, es muy probable que este nombre se extienda a donde el éxodo venezolano ha echado raíces en los últimos diez años.

Hoy en día se ha variado tanto la fórmula que, técnicamente hablando, cualquier postre elaborado con galletas – preferiblemente tipo María- y crema, podría denominarse Marquesa. Por ejemplo las de almendras, parchita, arequipe, coco, oreo y limon.

Ana Teresa Cifuentes, conocida como la “perfecta ama de casa” en los años 70s, publicó una receta de “marqueza al whisky”. También el célebre Armando Scannone en el año 82 la incluye en la versión de chocolate en el libro rojo, pero con toda seguridad la fórmula ya era famosa.

En esta historia también fueron actores de reparto, la leche condensada, que arribó al país a mediados del siglo XX. Así como las galletas Puig, quienes publicaban un recetario en sus paquetes.

Al presente, se trata de un platillo de ensamblaje, de dificultad relativamente baja. Sin embargo, esto no le quita mérito a las múltiples versiones particulares que hacen de este postre uno de los más demandados por los paladares criollos.

Este es el caso del emprendimiento Mis Delicias cuya preparación más tradicional enamora a los marquesólogos.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad