Publicidad

Chicas: ¡La ablación es un acto de mutilación femenina!

El método más extremo es la infibulación que plantea la eliminación no sólo del clítoris sino de los labios mayores y menores

Como un rito de iniciación sexual es tomada la ablación femenina, práctica que ha sido ejecutada a 140 millones de mujeres alrededor del mundo. En general, la mutilación se realiza a niñas, en edad infantil hasta la pubertad, y con ella se genera un dolor tan intenso que es necesario la participación de varias mujeres para sujetar las piernas con el propósito de que una comadrona realice la extirpación del clítoris con la utilización de una navaja.

A pesar de los esfuerzos impulsados por la Organización Mundial para la Salud y la UNICEF, en la defensa de los derechos de las niñas en la detención de estás prácticas, aún continúan realizándose dentro en poblaciones del continente africano, que no sólo conlleva la pérdida total los genitales externos, afectación sensibilidad sexual además de traumas psicológicos.

Creencias religiosas son las que en mayor proporción motivan esta serie de prácticas que creen que los órganos sexuales femeninos son poco higiénicos y no agradables a la vista.

Durante la ablación pueden estiparse de forma definitiva o parcial del prepucio del clítoris, otra forma puede incluir la eliminación de los labios menores o la infibulación donde se incluye una extirpación completa del clítoris y los labios mayores y menores dejando un espacio únicamente para la salida de la orina y la menstruación.

Luego de realizar la mutilación femenina, se pueden generar una serie de consecuencias, entre las que se encuentran: la aparición de quistes y abcesos debido a la poca higiene que se tiene durante el proceso, mayor probabilidad al contagio de VIH/SIDA, infecciones irreparables a los órganos reproductores de la mujer, incontinencia urinaria, entre otros.

Síguenos @Cositasdmujer

 



Acerca del Autor

Prensa

Agregar comentarios

Haz click aquí para agregar un comentario

Publicidad

Publicidad

Publicidad