Publicidad

200 años de la expedición libertadora que zarpó de Haití rumbo a Venezuela

La expedición —que incluyó 1.000 tripulantes patriotas y 1.000 haitianos— zarpó el 31 de marzo de 1816.

Convencido de la necesidad del renacimiento y de la consolidación de la independencia y libertad en Venezuela, que había estado presa de los atropellos y mecanismos de sometimiento —tras la restauración colonial con la caída de la Segunda República— Simón Bolívar emprendió su expedición desde Los Cayos de San Luis, Haití, el 31 de marzo de 1816.

El Padre de la Patria había llegado a Haití en diciembre de 1815 procedente de Jamaica, nación que lo recibió meses antes prácticamente derrotado luego de las adversidades del año 1814, cuando las fuerzas patriotas enfrentaron circunstancias complejas, como la Batalla de La Victoria (febrero), la Segunda Batalla de La Puerta (junio) y la conocida Emigración a Oriente (julio).

Una vez en Haití, el Libertador comenzó a afinar los detalles sobre la expedición hacia la costa firme venezolana a fin de liberar a Venezuela de las fuerzas españolas, hazaña para la cual contaba con la ayuda del gobernador militar haitiano de Los Cayos, el general Ignacio Marión, y del presidente de Haití, Alejandro Petión, quien se comprometió a facilitarle los recursos necesarios para llevar a cabo su empresa libertaria.

Así, Bolívar organizó una pequeña flota de siete goletas (buques) en las que iban: Bolívar, el General Santiago Mariño, el General Manuel Piar, acompañadas de otra de su amigo de Haití, Robert Sutherland, en La Fortuna.

La expedición —que incluyó 1.000 tripulantes patriotas y 1.000 haitianos— zarpó el 31 de marzo de 1816.

El 3 de mayo de 1816 tocaron suelo venezolano en la isla de Margarita, pero fue el día siete del mismo mes cuando una asamblea, encabezada por el General Juan Bautista Arismendi, ratifica los poderes especiales conferidos a Bolívar en Los Cayos.

Esta expedición permitió que Mariño, Piar y luego José Francisco Bermúdez emprendieran la liberación del oriente del país, y que Gregor MacGregor con Carlos Soublette y otros jefes se internaran definitivamente en tierra firme, para abrir paso al triunfo definitivo de la República.

La convicción de concretar una Venezuela soberana, libre del tutelaje colonial, no detuvo al Libertador.

Tras esa gesta, Bolívar decretó la liberación de esclavos en Venezuela para que formaran parte del ejército. El objetivo de que hombres, entre 14 y 60 años, ingresaran a las tropas patriotas, era penetrar hacia el centro de Venezuela y dominar Caracas.

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad