Publicidad

Cápsulas solares para que tu piel se broncee y se proteja contra la exposición solar en tu verano

 

 

En el verano  el clima  es más cálido y usamos ropa más casual, más frescas y con generosos descotes y si vamos a la playa, buscamos el bikini o dos piezas que más acentúe la figura. Nos buscamos broncear para quitar la palidéz por falta de sol, nos dedicamos a descansar.

 

 

Esto significa que estamos más expuestas al sol, y para ésto, debemos estar preparados de antemano para cuidarnos de una exposición solar que además de los daños internos que hace a nuestras células, nos puede provocar dolorosas quemaduras y una posible insolación, si abusamos del tiempo bajo el sol.

 

 

Cuando nos exponemos al sol sin protección, éste ataca en profundidad y altera la piel,  aparece la resequedad, arrugas y manchas,  debido a las radiaciones UV, que incrementan la producción de radicales libres, sustancias reactivas dañinas para la piel que cambian las estructuras de proteínas, lípidos y el ADN.

 

Todo lo que debes saber sobre las cremas solares

 

Las radiaciones UV también provocan fenómenos inflamatorios y el fotoenvejecimiento, por las sustancias reactivas, como lo hacen la contaminación o el humo del cigarrillo o el tabaco, que  aceleran el envejecimiento de la piel.

 

 

A pesar de que nuestro organismo activa los mecanismos de defensas, en el interior de nuestra piel, la piel no responde tan rápidamente a esta activación de fotoprotección.

 

Mitos y verdades sobre las quemaduras de sol 1
Tomar el sol es bueno, pero siempre con moderación y precaución

Por esto se  recomienda, desde meses antes, haber seleccionado y consumido una alimentación  más sana, tomar más  nutrientes, aminoácidos y vitaminas con antioxidantes y betacarotenos, controlar el azúcar, colesterol, la regularidad intestinal, para que nuestra piel  esté más protegida frente al sol.

 

 

Es importante tomar suplementos vitamínicos con gran acumulación de antioxidantes especiales para proteger la piel contra el fotoenvejecimiento, como las cápsulas solares para que la epidermis forme esa primera barrera de defensa contra las radiaciones.

Los antioxidantes propios que tiene la piel  para protegerse, necesitan también de minerales como el zinc, el selenio, el cobre, el manganeso, el hierro o el níquel para atacar a la fotooxidación.

La epidermis contiene concentraciones elevadas de:

  •  vitaminas AE y C,
  •  carotenos (β-caroteno fotoprotector), que actúan captando las sustancias reactivas que se van formando.
  • Otro caroteno es el licopeno que, sólo se encuentra en los tomates y, en la patilla en escasa cantidad.
  • La vitamina E también es un potente antioxidante, más importante la que contiene el d-α-tocoferol.

Los suplementos de cápsulas solares tendrían especial importancia en el mantenimiento y la integridad de la piel ya que son un suplemento especialmente beneficiosas para las persona sensibles, intolerantes, e incluso con alergia al sol.

Antes de exponerse al sol es muy importante ayudar a nuestro organismo a  y una forma de hacerlo es con la foto-protección oral, que aumenta la tolerancia y favorece un bronceado uniforme.

Las cápsulas solares reforzan las defensas antioxidantes naturales y aceleran la aparición del bronceado, sin manchas y menos daño y lo ayudan a luchar contra el envejecimiento e  hidratan  la piel y

La formulación de las cápsulas solares incluye:

  • Una combinación de carotenoides (beta-carotenos),que actúan como precursores de la vitamina A, y potencian la pigmentación;
  •  licopeno y vitamina E, protegen las células de la degeneración oxidativa y actúan como depuradores de radicales libres;
  • Vitamina C como antioxidante, que ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento de la piel.
  • zinc, el manganeso y el selenio, minerales importantes para diferentes reacciones enzimáticas de la piel que activarán sus defensas.
  • Se deberían empezar a tomar diariamente, de 2 a 4 semanas antes de la exposición solar, durante ésta y hasta 2 o 3 semanas después para prolongar el bronceado.

 

 

No todas las cápsulas solares hacen el mismo efecto, ni son de la misma calidad, pero, son muy completas para la fotoprotección de la piel:

  • Las Cápsulas solares que contiene vitamina C, E, óxido de cobre, extracto de tomate, de té verde y su fórmula está concentrada en omega3.
  • Las que contienen omega3, también son antioxidantes y mantienen la hidratación de la piel.
  • Las Cápsulas solares que contienen licopeno de tomate, vitamina E, luteína (también nutriente específico para la vista), selenio (anti-envejecimiento), aceites de oliva y borraja, β-caroteno y vitamina A. Sirve para la fotoprotección y es anti-aging.

cápsulas solares lierac

Todo esto, debe combinarse con cremas antisolares específicos para pieles sensibles o alérgicas al sol, ya que es necesario usar siempre cremas de protección a la hora de la exposición, que tengan un factor de protección acorde a las necesidades de cada fototipo de piel.

Por ejemplo, existen protectores solares para la cara de todo tipo:

  • Desde ligeras emulsiones y fluidos que se adaptan perfectamente a la piel,
  • Como cremas solares faciales con protección antimanchas, antiedad para frenar el fotoenvejecimiento de la piel, l
  • Protectores solares faciales para las pieles más sensibles e incluso reactivas a la radiación solar.
  • Fotoprotectores faciales con factores de protección muy altos para prevenir las reacciones alérgicas y sus síntomas causadas por el sol, como picores o irritaciones cutáneas.

Los productos pueden resistir si permanecemos un tiempo en el agua, pero cuando nos frotamos con la toalla se elimina el 80% de la crema, algo que también ocurre si el tiempo de inmersión es muy largo.

  • Los primeros días también te recomiendo utilizar sombreros si hace mucho sol,
  • Aplicarte el solar cada vez que salgas del agua, o cada hora y media o 2 horas.
  • Deberías empezar empezar a tomar una cápsula solar diaria un mes antes de la exposición solar, durante y una mes después. Todos deberíamos al menos usar como mínimo un FPS 30

 

Cuando apliques el protector solar facial primero debes:

  • Limpia tu rostro, para evitar que las imperfecciones queden marcadas por la exposición solar.
  • Hidratar con una crema que no contenga perfume o aceites, que pueden dar lugar a manchas en la cara.
  • Aplicar el protector solar en el rostro,después que la crema hidratante la piel la haya absorbido por completo.
  • Si te maquillas utiliza como base un protector solar con color, para rostro, cuello y escote, y posteriormente apliques cosméticos sin perfumes ni aceites para evitar posibles manchas faciales.

Luego de esto debes aplicarte lociones super hidratantes que ayudan a calmar la sensación de calor y quemadura profunda, calman el picor y previenen la aparición de manchas y arrugas en las zonas más sensibles, como el escote que producen los rayos solares en la piel.

Sino se aplica después del sol tras una exposición solar, puede causar daños en las capas epidérmicas, como deshidratación, descamación y envejecimiento prematuro de la piel.

Los protectores solares para bebés contienen una fotoprotección muy alta, filtros solares naturales y se evita el uso de perfumes y parabenos, que pueden causar reacciones alérgicas en su piel, por lo que se recomiendan para personas muy sensibles y alérgicas.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad